Ciudadanos contra la austeridad

Ciudadanos contra la austeridad

O Merkel acepta que no puede imponer austeridad a los ciudadanos de Europa o no habrá euro

Artículos | 11/05/2012 – 21:46h

La austeridad no es una necesidad, sino política envuelta en ideología de ordeno y mando. Estaba impuesta por el irresistible Merkozy, becerro de chatarra ante quien se postraron Zapatero y Rajoy. Liquidado Ozy, Merk se aferra a no sé qué y se permite permitirle al presidente electo de Francia poner “un acento” en el intocable tratado de austeridad. La Comisión Europea dice que no cambia nada. El BCE erre que erre. Cameron reafirma la bondad de un tratado que no firmó. Rajoy aprovecha para lograr un plazo de Bruselas para cuadrar presupuesto declarándose a favor de todo sin comprometerse a nada. Mientras interviene la Bankia de sus rivales Rato y Aguirre desvelando fisuras de un sistema bancario en situación dudosa pese a las continuas (in)seguridades que asevera el inefable gobernador del Banco de Espada. Menos mal que tenemos un Tribunal Supremo por encima de toda sospecha.

Se afanan políticos, expertos y medios en calmar temores sobre la euro-zona (que se lo cuenten a las bolsas mundiales) sosteniendo que Alemania y Francia se tendrán que entender porque sólo siendo razonables se mantiene el sistema, sin rupturas traumáticas. Se adelanta la cumbre europea para inventar el crecimiento austero. Que todo cambie para que todo siga igual. Pero hay un pequeño olvido en ese esquema de realpolitik: los ciudadanos europeos. Mientras los políticos usan su descontento para desmontarse los unos a los otros, los franceses propulsan a un socialista a la presidencia por primera vez en 24 años, con apoyo indispensable de la izquierda, mientras Le Pen liquida a Sarkozy para proyectarse en un gobierno de extrema derecha; los holandeses se aprestan a nuevas elecciones porque los xenófobos quieren más poder; Merkel apenas tiene un 38% de apoyo electoral, mientras piratas y verdes descabalgan coaliciones de centroderecha en los parlamentos regionales; los conservadores pierden las municipales en el Reino (des)Unido (por lo de Escocia); las municipales parciales en Italia hunden a las mesnadas berlusconianas y norteligadas, mientras sube el Partido Democrático, los antimafia conquistan Palermo y las Cinco Estrellas del movimentista Beppe Grillo quintuplican votos y lideran Parma y Génova, entre otras. Antipolítica, dice Monti, honesto y apolítico tecnócrata que confunde la política podrida de La Casta con la nueva política ciudadana. Los ciudadanos emiten su veredicto, a menudo contradictorio, una vez vivido el contenido de la austeridad.

En España, con elecciones recientes, el Gobierno pierde popularidad por momentos y si el PSOE apenas remonta es porque la gente recuerda que fue él quien constitucionalizó la austeridad al dictado de Merkel. Es evidente que, según formas propias a cada país, los ciudadanos han tomado la palabra, a veces apoyando a la izquierda, otras a la extrema derecha, en algunos casos reivindicando nuevas formas de política y cada vez más expresándose en la red, en calles y plazas porque el corsé de la democracia condicionada ya no se aguanta. En unos días ha cambiado el clima político en Europa y la inevitable austeridad se ha convertido en una palabrota que hay que diluir en un mejunje pro crecimiento que nadie entiende porque sin inversión no hay crecimiento y, para que haya inversión, tiene que haber demanda previa que sólo puede generar el gasto público (de dónde sale es cuestión de otro artículo, lo prometo). De nuevo se plantea la cuestión de quién sirve a quién: ¿el euro a Europa o Europa al euro? Y es probable que la respuesta a esta pregunta se esté fraguando en el eslabón débil de la fragilizada UE: Grecia.

En Grecia, el 66% de los ciudadanos ha dicho no a las políticas de austeridad aceptadas por su gobierno bajo chantaje y amenazas de la Merkel, incluida la sugerencia, retirada ante el escándalo que causó, de nombrar un procónsul germano para fiscalizar el presupuesto griego. Sabemos los datos. Los socialistas del Pasok se han deshonrado aceptando cualquier cosa para seguir en el poder. Los conservadores también han caído en picado, aunque la inicua ley electoral los reflota en escaños, aunque no suficiente para gobernar ni siquiera en contubernio con los socialistas. El segundo partido es ahora Syriza, surgido de los antiguos eurocomunistas aliados con una parte del movimiento y en el que ser anarquista no es un estigma. Su carismático líder,Tsipras, aporta un rostro a una coalición unida en su rechazo a la austeridad, aunque no al euro con condiciones. Los comunistas pata negra siguen donde estaban: en el mausoleo de Lenin. Pero con más votos que esos neonazis de los que todo el mundo habla. ¿Conspiración mediática? ¿Es sólo porque es más escabroso hablar de criminales (muchos de los candidatos nazi son expresos) que reinvidican el holocausto que de un movimiento en busca de nueva política? ¿O es que interesa asimilar en un mismo pelaje siniestro a todos los que se oponen a la austeridad necesaria y a una democracia atada y bien atada? En todo caso, ni siquiera con una alianza con los Griegos Independientes y grupúsculos extremistas pueden llegar al Gobierno. A menos que creen las condiciones para un golpe militar. Improbable, pero no impensable. Queda Izquierda Democrática, más asequible para un pacto fiscal atenuado. Puede aportar los 2 diputados que faltan a la coalición de centroderecha. Y si no, elecciones en cinco semanas. Con Syriza intentando ser primer partido y recibir la prima de escaños que le permitiría gobernar en coalición. Oponiéndose al pacto fiscal. Aunque el chantaje puede dar un gobierno opuesto al sentir profundo de los griegos. El banco Citi evalúa ahora en un 75% la posibilidad de que Grecia salga (la echen) del euro. Si eso sucede, los mercados harán el resto.

O Merkel acepta que no puede imponer austeridad a los ciudadanos de Europa o no habrá euro. Afortunadamente, le quedan sólo unos meses de vida política. Pero puede morir matando. Se acabó la austeridad en la mente de los ciudadanos. El resto es cuestión de tiempo. Y de sufrimiento inútil.

El fin programado de la Democracia

(1ª parte) – El poder ya cambió de manos

Los verdaderos amos del mundo ya no son los gobiernos, sino los dirigentes de grupos multinacionales financieros o industriales, e instituciones internacionales opacas (FMI, Banque mondiale, OCDE, OMC, bancos centrales). Además, estos dirigentes no son elegidos, a pesar del impacto de sus decisiones sobre la vida de los pueblos.

El poder de estas organizaciones se ejerce sobre una dimensión planetaria, siendo que el poder de los Estados esta limitado a una dimensión nacional.

Por otro lado, el peso e influencia de las empresas transnacionales en el flujo financiero ha sobrepasado al de los estados hace mucho tiempo.

La dimensión transnacional, más ricos que los estados, pero también principales fuentes de financiamiento de partidos políticos de todas las tendencias y en la mayoría de los países, estas organizaciones, de hecho, están por encima de las leyes y del propio poder político, por encima de la democracia.

He aquí una lista de las cifras de ingresos de algunas multinacionales, comparados con el Producto Interno Bruto de diferentes Estados. Esta lista es lo suficientemente ilustrativa sobre el poder planetario que estas empresas están adquiriendo.Un poder siempre mas desmesurado por el fenómeno de aceleración de las fusiones entre transnacionales.

Cifras de ingresos o PIB, en Miles de Millones de Dólares Americanos

General Motors

178,2

Singapur 96,3
Dinamarca 161,1 Toyota 95,2
Tailandia 157,3 Israel 92
Ford 153,5 General Electric 90,8
Noruega 153,4 Filipinas 83,1
Mitsui & Co 142,8 IBM 78,5
Polonia 135,7 NTT 77
Africa del Sud 129,1 Axa – UAP 76,9
Mitsubishi 129 Egipto 75,2
Royal Dutch Shell 128,1 Chile 74,3
Itoshu 126,7 Irlanda 72
Arabia Saoudita 125,3 Daimler-Benz 71,5
Exxon (Esso) 122,4 British Petroleum 71,2
Wall Mart 119,3 Venezuela 67,3
Ford 100,1 Groupe Volkswagen 65,3
Grecia 119,1 Nueva Zelandia 65
Finlandia 116,2 Unilever 43,7
Marubeni 11,2 Pakistan 41,9
Sumimoto 109,3 Nestle 38,4
Malaisia 97,5 Sony 34,4
Portugal 97,4 Nigeria 29,6
Las 5 firmas más grandes 526,1
Medio Oriente y África del norte 454,5
Asia del Sur 297,4
Africa Sub-Saharan 269,9

Cifras 1999, excepto cifras en itálico que son de 1992
Fuentes: Banco Mundial (World Development Report 1998-1999), Forbes, The Nation, Institut de recherche des Nations Unies pour le développement social (States of Disarry, Ginebra, 1995), Courrier InternationalLe Monde Diplomatique

Fuente: stop-nwo.com

(2ª parte) – El espejismo de la democracia

La democracia ha dejado de ser una realidad.

Los responsables de las organizaciones que ejercen el verdadero poder no son elegidos, y el publico no esta informado de sus decisiones.

El margen de acción de los estados es cada vez mas reducido por los acuerdos económicos internacionales sobre los cuales los ciudadanos no han sido consultados, ni informados.

Todos estos tratados elaborados estos últimos cinco años : la transferencia del poder de los estados hacia organizaciones non-elegidas, bajo el proceso llamado de “globalizacion”.
Una suspensión proclamada de la democracia habría provocado una revolución. Es por eso, se ha decidido de mantener una democracia de fachada o ilusoria, y de desplazar el poder real hacia nuevos centros.

Los ciudadanos continúan a votar, pero su voto ha sido vaciado de todo contenido real. Ellos votan por políticos que no tienen poder real.

Es por que ya no hay nada que decidir que los programas políticos de “derecha” y de “izquierda” han llegado parecerse o asemejarse en todos los países occidentales.

(3ª parte) La desaparición de la información

Desde el principio de los años 90, la información ha desaparecido progresivamente de los medios de comunicación destinado al publico en general.

Al igual que las elecciones, los noticieros televisivos continúan de existir, pero ellos han sido vaciados de todo contenido.

Un noticiero en televisión contiene máximo 2 a 3 minutos de información verdadera. El resto esta constituido de temas “tipo revistas”, reportajes anecdóticos, hechos diversos, micro-sondeos y reality-shows sobre la vida cotidiana.

El análisis periodístico y especializado, así como las emisiones de información han sido prácticamente suprimidos.

La información ha sido reducida desde ahora a la prensa escrita, leída por una minoría de personas.

La desaparición de la información es síntoma palpable de que nuestro régimen político ha cambiado de naturaleza.

Fuente: http://stop-nwo.com y http://stop-nwo.com

http://sociologosplebeyos.wordpress.com/2012/06/25/el-fin-programado-de-la-democracia-2a-y-3a-parte-el-espejismo-de-la-democracia-y-la-desaparicion-de-la-informacion/

Coeficiente de la Adversidad, el factor más discutido para alcanzar el éxito

El AQ, es el nivel de adversidad que uno está condicionado a soportar para ascender la montaña, y conseguir sus metas en el futuro inmediato. Él dice, que tres grupos y tres niveles de AQ, y son los siguientes:

1.- Primero, están “los desertores”,  que son las personas que abandonan el ascenso cuando los tiempos se hacen difíciles, y simplemente se rinden, y no hacen más nada por ayudarse.

2.- Segundo, son “los conformistas”,
estas son personas que empiezan a subir la montaña, encuentran un lugar adecuado, acampan allí, y terminan quedándose a vivir. Los conformistas, tienden a ver el cambio como un problema, más que una oportunidad de continuar para alcanzar el éxito total.

3.- Tercero, son “los escaladores”, estas son personas comprometidas con alcanzar sus metas, vivir sus sueños, ser todo lo que puedan ser y alcanzar en su futuro. Entienden, que el éxito no es un punto en la distancia, sino una travesía, un proceso para alcanzar sus objetivos. Pueden caerse a medida que van por su camino, pero continúan parándose y caminando, escalando más y más alto en su ascenso al éxito. Los escaladores, son personas que piensan positivamente en todo momento, y que actúan de la misma manera. Continúan su camino a pesar de los obstáculos. Los escaladores, ven los obstáculos y los contratiempos como una molestia, pero como una parte natural del proceso. Están siempre dispuestos a enfrentar con valentía para poder llegar felizmente a la meta en mención. Los conformistas y los escaladores se deben encontrar en el mismo lugar durante los tiempos de reto. Los primeros, ven el campamento como un hogar, mientras que los segundos lo ven como el campamento base ó sede, un sitio temporal desde el cual pueden continuar su ascenso al éxito final. ¡Toda caída que nos demos nos va preparando sistemáticamente para una victoria aún mayor y verdadera!

Una de co-working entre los participantes del grupo ¿En tu sector que oportunidades de negocio ves

Todos estamos buscando nuevas oportunidades en un entorno adverso.
Y seguro que van abriéndose nuevas puertas, nuevas oportunidades. Por ejemplo, antes en consultoría se contaba en nomina con muchos consultores de todas las especialidades, o se contrataban en freelance. Hoy en día ni eso. Se articula todo en red. Se teje la red y cuando hay un proyecto, se contrata ad hoc. ES una nueva fórmula de no contratación, basada en el trabajo en red.

En la docencia la modalidad on line está creciendo, ante lo cómodo y lo seguro del sistema.
Las tecnologías están creando empleo, si cabe decir que se está creando empleo. Al menos es una de las tendencias más claras a futuro.

Cada uno de los miembros del grupo pertenece a un sector diferente. Compartamos las experiencias de cada uno. Ampliando el conocimiento de los mercados. Esta fórmula nos dice una cosa: hay soluciones, al compartirlas no competimos, colaboramos. Yo no soy competencia para los tecnólogos. No tengo ni idea de programación, pero si se cómo trabajar con plataformas. Esto es colaboración.
¿En tu sector que oportunidades de negocio ves?

¿Buscamos Trabajo o Emprendemos?

Busca la llave adecuada qeu abre la puerta adecuada a tu futuro profesional

¿Asumir el riesgo de ir a tu arie, o buscar algo mas seguro? he ahi la eterna cuestión,... salvo que ahora ya no es la cuestión!. Apenas hay oferta de empleos por cuenta ajena. Es hora de hacer tu propio camino. ¿Miedito? revisemos la cuestión: ¿qué tipo de emprendedor eres tu? Hay dos tipos de emprendedores: los creadores y los seguidodes de tendencias. Es cuestión de organizarse y reinventar la cadena de valor. Eso es todo! empowerment y animo!

Por Yvan Conejero

 En fechas en la que se destruye empleo, las empresas cierran constantemente, los expedientes de regulación de empleo están a la orden del día y el paro incrementa el número de afiliados sin parar; entramos en momentos de desconcierto o nos vemos desbordados por las exigencias del guión;  nos encontramos más perdidos que nunca y…cuándo eso ocurre; ¿qué hacemos?

 

Por favor no se mal interpreten mis palabras; sin duda que cuando perdemos el empleo es uno de los momentos más difíciles por las que una persona puede pasar; y si tenemos un panorama como el que estamos atravesando, más todavía; desde aquí quiero hacer ver que no es momento de lamentos ni de quejas ni de llantos; es momento de pasar a la acción.

 

Es momento, de tranquilidad, de calma, de mirarnos  por dentro y de pensar, aunque sea un instante… ¿Se acaba el mundo? ¿Cerramos los ojos y nos ponemos a llorar? ¿Nos atiborramos con un sentimiento de luto permanente o espabilamos y salimos adelante?

 

Creo que la respuesta es clara, he dicho en alguna ocasión que las noticias por muy mal que vengan dadas, siempre tienen algo de positivo, por pequeño que sea o por raro que parezca, ahí está; yo intento encontrarlo y ten por seguro que hay veces que lo en

 

Ya nos hemos repuesto del mal momento; levantamos la cabeza, hemos tranquilizado los ánimos… Y, ¿ahora que?

 

¿Preparamos el currículum y lo dejamos en las empresas cercanas, entramos en portales de internet en las secciones de búsqueda de empleo, etc o aquella idea que teníamos en la cabeza durante tanto tiempo, aquel negocio que siempre hemos querido emprender lo ponemos de una vez por todas en práctica?

 

No es dar un chasquido de dedos y por arte de magia se nos presenta un trabajo, o tenemos una empresa que montar. Desde aquí podemos dar unas pinceladas a la hora de hacernos estas preguntas. Una vez que estamos sin trabajo; la respuesta vendrá de ti, dependiendo de las actitudes que pongamos en práctica y de las circunstancias que nos rodean en el momento de dichas cuestiones.

 

 

 

-          Tenemos  ganas pero no hay dinero. Por supuesto que yo antepongo la ilusión antes que el dinero; aunque es clarividente que se necesita y mucho más del que en un primer momento pensamos para montar un negocio, con esfuerzo, lucha y trabajo debemos buscar esa inyección económica que necesitamos, capital privado, inversores, conocidos, préstamos ICO, etc. moviéndose mucho, aunque se que las ayudas apenas llegan, no cejemos en el empeño.

 

-          Emprendo para hacerme rico. Muy mal nos va a ir si pensamos poner un negocio pensando en hacernos ricos, sin pasión por lo que haces o ilusión porque formar parte de algo que creas tú por el solo hecho de ganar dinero. Un negocio comienza su andadura porque te gusta, porque quieres ofrecer un servicio o un producto y sobre todo porque quieres satisfacer a personas.

 

-          Entrar el primero e irme el último. Cuando emprendemos un negocio propio, sobre todo al principio, no hay horario establecido de 8 horas, ¿Qué es eso? Cualquier hora es buena para ponerla a disposición de tu negocio, ni fines de semana, ni fiestas, etc, eres el primero que llega para tenerlo todo dispuesto y aunque a deshoras sigues pensando en poner en práctica algún que otro detalle para seguir mejorando.

 

-          Prefiero la “estabilidad” laboral y trabajar para una empresa. Si no tienes alma de emprendedor, y nunca se te ha pasado por al cabeza tener un negocio propio, prepara un currículum y pasa a la acción; el trabajo no viene a nuestra sofá, tenemos que salir en su busca con ahínco, con ganas de encontrarlo y con mentalidad positiva

 

-           La idea la tengo. Si tenemos el proyecto en la cabeza, precisamos hacer un estudio de mercado interesante y exhaustivo para no darnos de bruces a primeras de cambio, tenerlo todo bien atado y sobre todo contar con una ilusión máxima.

 

 

 

Y como éstas, muchas más preguntas que nos iremos haciendo en lo sucesivo en este blog; tener éxito en la vida y en los negocios; ¿no me neguéis que sería redondo verdad? Vayamos paso a paso; el éxito en la vida se ve reflejado en tu rostro, en tu mente, es hacer lo que pretendes, lo que quieres, sentirte feliz con los que te rodean, sentirte orgulloso de tus ideas, de  tus aprendizajes, etc. Trabajes para una empresa o tengas un negocio debes sentirlo como tuyo con humildad y con esfuerzo; pero sobre todo con motivación e ilusión; si no cumples con estas premisas, mejor buscar en ti mismo las respuestas que hacen falta para fabricar el camino que te lleve a tu Éxito personal.

 

Las oportunidades no son producto de la casualidad, más bien son resultado del trabajo. (Tonatihu)

 

 

La crisis como proceso de duelo emocional colectivo y como superarlo.

La crisis es la adversidad. Hay que hacer el duelo cuanto más corto mejor. Acortar el proceso para salir fortalecidos todos

Con la llegada de la crisis o de una adversidad de un modo global a toda una sociedad en su conjunto, igual que a un individuo concreto, ha de atravesar el proceso de duelo. Es fenómeno social también  responde a un proceso de duelo emocional. Es una gran parte de la población la que están ahora en pleno proceso de duelo, atravesando las 5 etapas del duelo. De su reconocimiento y adecuado tratamiento en cada fase depende que no haya estancamientos que hagan que un sujeto ose a la sociedad de adapte ana nueva situación, despierte nuevas fortalezas, o habilidades para adaptarse a lo nuevo y sobreviva en las mejores condiciones posibles. Cuanto más estancamientos se produzcan al o largo de todo el proceso, más tiempo perdido. Algunos individuos se estancan para toda la vida, siendo incapaces de rehacer sus vidas. Otros maduran a tiempo, aprendiendo nuevas habilidades, reenfocando sus experiencias desde un nuevo punto de vista que les permite pasar página, y rehacer sus vidas. En el caso de una sociedad habrá que aprender a madurar como sociedad.

Las 5 etapas del duelo

 La primera negación: el problema es de otros, el problema no existe o yo no tengo problemas. La crisis no  me afecta, sigo con mi vida de siempre, me aprovecho de que ahora los precios de las cosas están low-cost, surfeo ofertas en internet, y hago compras a bajo costo. Trato de gastar poco, y voy tirando. Algunos no logran a fin de mes, y se van cayendo del grupo de los que trabajan. Van engordando las listas del paro, y algunos incluso son expulsados de sus casas. desde fuera muchos miran con “estupor estúpido”. El miedo se acentúa en su interior. Las noticias son insistentes, sobre el paro, la pobreza y como aumenta en cada lugar de la sociedad antes acomodada, los recortes sociales y en derechos como fórmula de frenar y corregir la situación son bienvenidas. Las acciones correctivas las realizan “otros”, o  agentes externos a  si uno mismo, son los  que tratan de cambiar la realidad negativa. El poder de crear un cambio en el entorno es de otros. no se reconoce la parte de responsabilidad que uno tiene sobre el entorno, sobre tu propio destino y vida.

Segunda fase: Ira. Por qué a mi? ¿Qué he hecho yo para merecer esto? la culpa es de otros (del gobierno, de mi jefe, de ….)Atribución externa de las penurias por las que se atraviesan. Fase muy aguda en donde la culpa es siempre del otro, del entorno, de la sociedad, o de una persona concreta. Si todo el grupo coincide en culpar al mismo sujeto, entonces se produce el síndrome del chivo expiatorio. Al pobre chivo expiatorio va a tocarle cargar con la culpa de la situación. La tenga o no, eso da igual. El proceso se ha desatado porque el grupo tiene demasiada tensión y necesita rebajarla. Culpar y liquidar el chivo es el mecanismo de relajación de la tensión emocional que es más fácil. El chivo no puede oponer resistencia , la presión será insoportable y no podrá con ella. Ya está sentenciado. El linchamiento ya iniciado su curso. Aparecen grupos sociales o individuos a quienes culpar y quienes han de purgar la situación: despidos masivos, justificados o no, causa judiciales con gran seguimiento mediático, se descubren supuestos delitos contra la economía y la seguridad nacional, entre otros. Esto proporciona una tranquilidad y seguridad  para la masa. Los culpables empiezan a aparecer y a ser sentenciados.

Tercera fase: Tristeza y repliegue del mundo. Inacción. La pasividad que caracteriza esta etapa se manifiesta por no hacer nada. Los bloqueos o estancamientos típicos de esta etapa son del tipo “no hay nada que yo pueda hacer” el departamento “Dios” o el departamento “Gobierno” son los  únicos que pueden hacer algo por resolver mi problema. Espero quieto a que las cosas cambien hasta que Dios quiera. Aletargamiento y pesimismo existencial. Muchos me comentan que la gente en la calle está muy triste, muy apagada, que no hacen nada en sus trabajos. Tratan de espera a que todo pase. A que alguien haga algo y se resuelva. Quizás algún iluminado en la U.E. o un grupo de genios tecnócratas den con la soluciona l capitalismo y los intereses creados.

Cuarta fase: inicio de la apertura. Toma del control del propio destino y despertar de nuevos talentos y/o habilidades nuevas para poder conectarlos con posibles soluciones a la situación. Reubicación en la nueva realidad. ¿Qué puedo hacer yo para salir de esta situación y generar un cambien en mi y en mi entorno?.

Quinta fase: Resolución del duelo: Puesta a punto de nuevas habilidades y evolución definitiva de la situación renovando el sentido de la vida y del propósito y desarrollando nuevas habilidades y fortalezas. La situación se resuelve y se genera una nueva realidad mejor y más fuerte.

El lector seguramente se ha dado cuenta de que en este momento estamos en una fuerte mas de pasividad. En este tercer estadio no es posible actuar. Todos “esperan algo” que algo fuera cambien todo. No hacer nada , no tomar decisiones importantes, ni cambiar rutinas es la clave del repliegue. Es también cuando es cae el afondo cuando se toca fondo del aguante psicológico. La presión sigue aumentando hasta que el ahogo llega.

Es un proceso de maduración personal, que está sucediendo en forma colectiva. A todos nos ha llegado la misma crisis al m mismo tiempo. El fenómeno psicológico individual, se ha tornado en fenómeno social dado la cantidad de individuos que lo sufren al mismo tiempo.

Es pues cuestión de dotar de los mecanismos adecuados para que el tiempo del proceso de acorte, y proponer mecanismos que hagan que la transición del duelo sea la adecuada in estancamientos, ni sufrimientos  innecesarios. No es una frivolidad hacer esto. Al contrario es urgente, pues cuanto antes pasen por todas las fases los individuos, más corto será el proceso y más barato saldrá. Cuanto antes logren encontrar soluciones a sus problemas empresa, gobierno y ciudadanos en mejores condiciones estaremos todos para sobrevivir sin recortes y mermas en nuestra sociedad del bienestar. Es decir para fortalecer nuestra sociedad y nuestras estatus social económico y laboral

Modelo mundial de desarrollo sostenible

Por Victor Renado

Esta hoja de ruta se divulgará en todas las Universidades y Escuelas técnicas del
Mundo actual, a fin de que los universitarios de todas las disciplinas reserven su
puesto de trabajo y se adhieran al Modelo ante: ONU, UNESCO, OIT, OMT y jefaturas de
todos los estados.

Para la implantación Mundial del Modelo es necesario que la ONU acepte la Directiva que
se propone en este documento.

2. Poner en marcha la nueva locomotora de creación permanente de riqueza y empleo en los
cinco continentes, vía el nuevo formato socio-económico-empresarial homologado, que
aporta el 4º Sector Económico.
3. Erradicar en los próximos 20-30 años la pobreza, el paro, el hambre, las enfermedades
endémicas, el terrorismo, el sexo no consentido, y la droga ilegal hasta donde el 4º Sector
permita.
4. Crear 7000 empresas en 153 países receptores de:
- América central-sur más Méjico: 800 empresas.
- Europa central-este: 600 empresas.
- África: 1500 empresas.
- Asía: 4100 empresas.

Nota.- No se creará ninguna empresa en Australia, New Zeland, E.E.U.U., Europa rica y
las naciones-ciudad-estado (+-50) porque sus índices de desarrollo económico son muy
superiores a los 153 países receptores beneficiarios principales del plan. El rol de los 50
países es el de emisores-proveedores, no más.

En los últimos 50 años todos los secretarios generales de la ONU, desde el Argentino Sr.
Bramulia hasta Koffi Annan y sus cuadros directivos no han hecho otra cosa que repetir
hasta la saciedad lo que había que hacer, es decir todos los objetivos concretos que se
propone realizar el 4º Sector Económico.

A las evidencias históricas ya explicitadas debemos de añadir el reconocimiento público
de impotencia de: El Vaticano, E.E.U.U., UE, Banco Mundial-OIT, UNESCO, FAO, Foro de
Davos, Foro Social Mundial… Estas posiciones han sido uno de los motores ocultos para
crear el Modelo.

La ONU ha solicitado en los últimos 10 años de forma desesperada un Modelo de
Desarrollo Mundial que erradique las conocidas lacras: he aquí el Modelo.

La OIT por boca de su Director General don Juan Somavía urge a la Sociedad la creación
de 500 millones de puestos de trabajo.

Más de 1200 millones de personas viven con menos de 1$ al día y sin proyecto vital.
Hay 90 estados que no tienen modelo económico y viven de Charitas Internacional.

El Cuarto Sector Económico y sus economías de escala son el fundamento de la nueva
economía humanista.

¡ He aquí el CÓMO!

¿Es sostenible el capitalismo moderno?, por Kenneth Rogoff

A menudo me preguntan si la reciente crisis financiera global marca el comienzo del fin de la era del capitalismo moderno. Es una pregunta curiosa porque al parecer se presupone que existe un sustituto viable esperando tomar el relevo. La verdad de las cosas es que, al menos por ahora, las únicas alternativas serias al paradigma anglo-estadounidense dominante actual son otras formas de capitalismo.

Pareciera que el capitalismo continental europeo, que combina generosos beneficios sociales y de salud; y un horario de trabajo razonable, aunado a periodos de vacaciones largos, una jubilación temprana; y distribuciones del ingreso relativamente equitativas, parecería ser muy recomendable –pero carece de sostenibilidad. Se afirma generalmente que el capitalismo darwiniano chino, con empresas de exportación que operan en un ambiente de encarnizada competencia, una frágil red de seguridad social y una extensa intervención gubernamental, es el heredero inevitable del capitalismo occidental, aunque solo sea por el enorme tamaño de China y su tasa de crecimiento proporcionalmente desmesurada. Con todo, el sistema económico chino está evolucionando continuamente.

En efecto, no es claro cuánto más seguirán transformándose a sí mismas las estructuras financieras, económicas y políticas chinas, y si ese país en última instancia mutará en una nueva forma de capitalismo. En cualquier caso, a China todavía le aquejan las vulnerabilidades financieras, económicas y sociales comunes de un país de bajos ingresos de rápido crecimiento.

Tal vez, el asunto central es que en todo el panorama histórico, todas las formas actuales de capitalismo son finalmente temporales. El capitalismo moderno ha tenido resultados extraordinarios desde el comienzo de la Revolución Industrial hace dos siglos, que sacó de la pobreza absoluta a miles de millones de personas. En términos comparativos, el marxismo y el socialismo autoritario han tenido resultados desastrosos. Sin embargo, a medida que la industrialización y el progreso económico se extienden en Asia (y ahora en África), algún día la lucha por la subsistencia ya no será un imperativo principal, y las numerosas fallas del capitalismo contemporáneo podrían parecer más importantes.

Primero, incluso las principales economías capitalistas no han podido valorar efectivamente los bienes públicos como el aire limpio y el agua. El fracaso para lograr concluir un nuevo acuerdo global de cambio climático es sintomático de esta parálisis.

Segundo, el capitalismo ha producido una gran riqueza pero, al mismo tiempo, extraordinarios niveles de desigualdad. La creciente brecha es en parte solo un efecto secundario de la innovación y el espíritu empresarial. Las personas no se quejan del éxito de Steve Jobs; sus contribuciones son obvias. Sin embargo, no siempre resulta así: una gran riqueza permite a los grupos e individuos comprar poder político e influencia, que a su vez ayuda a generar una mayor riqueza. Solamente pocos países –Suecia, por ejemplo, han podido interrumpir este círculo vicioso sin colapsar el crecimiento.

El tercer problema es la oferta y distribución de servicios médicos; un mercado que no logra satisfacer varios de los requisitos básicos necesarios para que el mecanismo de los precios genere eficiencia económica, empezando con la dificultad que encaran los consumidores para evaluar la calidad de su tratamiento.

El problema se agravará: con seguridad aumentarán los costos de los servicios de salud como proporción del ingreso a medida que las sociedades sean más ricas y más viejas, y probablemente rebasarán el 30% del PIB dentro de unas décadas. En el mercado de los servicios de salud, quizá más que en cualquier otro, muchos países están luchando con el dilema moral de cómo mantener los incentivos para producir y consumir eficientemente sin generar disparidades inaceptablemente grandes en el acceso a esos servicios.

Es irónico que muchas sociedades capitalistas modernas realicen campañas públicas para instar a las personas a poner más atención a su salud, mientras se promueve un ecosistema económico que induce a muchos consumidores a una dieta extremadamente malsana. De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, un 34% de los estadounidenses son obesos. Es claro que la forma convencional de medir el crecimiento económico –que implica un mayor consumo- no puede ser un fin en sí mismo.

Cuarto, los sistemas capitalistas actuales subestiman considerablemente el bienestar de las generaciones futuras. Esto no ha sido importante en gran parte del periodo desde la Revolución Industrial, pues el continuo avance tecnológico ha superado las políticas miopes. En general, cada generación ha tenido mucho más éxito que la precedente. Sin embargo, como la población mundial está rebasando los siete mil millones, y los presagios de escasez de recursos se hacen cada vez más evidentes, no hay garantía de que se pueda mantener esta trayectoria.

Por supuesto, las crisis financieras son el quinto problema, tal vez el que recientemente ha provocado más exámenes de conciencia. En el mundo de las finanzas, la continua innovación tecnológica no ha reducido notoriamente los riesgos, y bien podría haberlos ampliado.

En principio, ninguno de los problemas del capitalismo es insuperable, y los economistas han ofrecido una serie de soluciones basadas en el mercado. Un alto precio global del carbón induciría a las empresas y las personas a internalizar el costo de sus actividades contaminantes. Se pueden diseñar sistemas fiscales que ofrezcan un mayor margen de redistribución del ingreso sin que ello conlleve necesariamente distorsiones paralizantes, mediante una minimización de los gastos fiscales no transparentes y manteniendo bajas las tasas marginales. Lograr precios efectivos de los servicios de salud, incluidos los de los tiempos de espera, podría fomentar un mejor equilibrio entre la equidad y la eficiencia. Los sistemas financieros podrían estar mejor regulados, dando una atención más rigurosa a las acumulaciones excesivas de deuda.

¿Será el capitalismo víctima de su propio éxito en la producción masiva de riqueza? Por ahora, por muy de moda que pueda estar el tema de la desaparición del capitalismo, la posibilidad parece remota. No obstante, mientras sigan creciendo la contaminación, la inestabilidad financiera, los problemas de salud y la desigualdad, y mientras los sistemas políticos continúen paralizados, dentro de pocas décadas el futuro del capitalismo podría no parecer tan seguro como lo parece ahora.

***

Kenneth Rogoff es profesor de Economía y Políticas Públicas de la Universidad de Harvard, fue economista en jefe del FMI.