Sala i Martin: “España no tiene nada que vender al mundo aparte de jamón”

Escrito por ElEconomista.es   28/10/2012 – 19:4
El catedrático de la Universidad de Columbia y asesor del World Economic Forum, Sala i Martin, cree que el principal problema que tiene España es su falta de competitividad y el descrédito internacional de sus instituciones.

En una entrevista publicada en el digital Pulso, Sala i Martin, indica que “España no tiene nada que vender en el mundo aparte del jamón. No es un país que pueda exportar masivamente, tiene un problema de deuda pública. Recortar gastos y subir impuestos no es la solución, porque el año que viene no cumplirán los objetivos”.

Por si fuera poco, el entorno mundial tampoco ayuda a una recuperación hispana, con la desaceleración china y mundial y una demanda a la baja.

Para Sala i Martin, también la marca España está en horas bajas por sucesivos escándalos que han afectado a dirigentes de distintas instituciones e, incluso, por algunos ‘patinazos’ de la Casa Real. “España tiene una decadencia institucional que todo el mundo ve”.

Por si fuera poco, argumenta que el país está solo y que no puede contar con el respaldo de Europa, cosa que se habría visto con la crisis de la expropiación argentina de Repsol, que ni tan sólo provocó un boicot europeo como respuesta. Además, dice que: “España se encuentra con lo negativo de formar parte de Europa, con la restricción de no poder devaluar la moneda y con no ser un país independiente. Pero no se encuentra con los beneficios de formar parte de una unión que permite un solo fondo de garantía de depósitos para los bancos, un solo fondo de rescate, una sola política financiera”.

Habría dejado caer algunos bancos cuando eran pequeños

Para no haber llegado a la actual situación en la que se encuentra España, el catedrático de Columbia dice que, de habérsele preguntado, habría dejado caer en su día a dos o tres bancos “cuando eran pequeños”, antes de las fusiones, entre ellos Caja Madrid, “puesto un fondo de rescate europeo que no hubiese sido demasiado grande en ese momento yun fondo supervisor que le quite la supervisión al Banco de España, ya que no tiene credibilidad al hacer esos test de stress que todo el mundo aprueba. Todo eso lo pasas al BCE. Y a partir de ahí disciplina europea, con rescate europeo, fondo europeo, fondo de garantías europeo y ya está”.

Por último, sobre los males que afectan a Europa, Sala i Martin indica que “uno de los problemas que tenemos los europeos es que nadie sabe exactamente a dónde va la cosa. No sabemos si Europa va hacia una consolidación de la deuda, como algún tipo de eurobonos que sean garantizados por fondos europeos, no sabemos si vamos hacia una unión bancaria o cuándo va a llegar”.

 

Pubicado en http://www.eleconomista.es/espana/noticias/4357189/10/12/Sala-i-Martin-Espana-no-tiene-nada-que-vender-al-mundo-aparte-de-jamon.html

LO QUE NO QUIEREN QUE SEPAS DEL RESCATE ESPAÑOLOctober 17th, 2012

Por Emilio José

1. El rescate o la supuesta ‘ayuda’ a España, no es una ayuda, son unas cadenas, una soga al cuello… que tienen como primer objetivo poner como avalista de las deudas privadas – de bancos, grandes empresas y fortunas – procedentes de operaciones especulativas al Estado español y sus ciudadanos.

2. Las reformas estructurales – que publicitan – como ‘necesarias’ para fomentar el crecimiento no son nuevas – llevan aplicándose desde hace más de 30 años – y, simplemente, suponen llevar al extremo el actual modelo de desigualdad y corrupción  que nos ha conducido a esta crisis.

3. Estas reformas no tienen como fin la salida de la crisis, sino que, tienen como segundo objetivo privatizar y acaparar por parte de una minoría los recursos y bienes de todos. Su aplicación ha aumentando extraordinariamente las desigualdades sociales, la pobreza, la especulación financiera, etc.

4. Cuando llegó Margaret Thatcher al poder en el Reino Unido, en 1979, el 1% más rico tenía el 6% de los ingresos, en la actualidad tras las reformas ‘estructurales’ neoliberales acapara el 50% de los ingresos. Además, la pobreza se disparó del 9% al 24% de la población cuando abandonó el poder en 1990.

5. Por ejemplo, en España unas 1.400 personas controlan unos recursos económicos que equivalen al 80,5% de la producción nacional. A nivel global el 1% de la población posee el 43% de la riqueza y el 10%, el 83%.

6. Los supuestos ‘planes de ayuda’ o reformas estructurales han arruinando a millones de personas y a decenas de países que un día fueron soberanos y autosuficientes: México, Venezuela, Brasil, Argentina, Corea, Indonesia, Rusia, Tailandia, Etiopía, Somalia, etc.Y, ahora, pretenden hacer lo mismo con España, Grecia, Portugal…

7. Este es el tercer objetivo de los mal llamados ‘planes de ayuda’: someter, dominar y hacer dependientes a poblaciones y Estados soberanos, que eran independientes, por medio de los intereses de una  ‘deuda ilegitima’ creada por la conjunción de los intereses privados de las élites dominantes.

8. Las supuestas ayudas y reformas – aplicadas con coacciones y amenazas – que prometían el crecimiento han hecho a los países pobres de África infinitamente más desdichados y sumamente endeudados: desde los años 80 a la actualidad la deuda ha pasado de 60 billones a 250 billones.

9. La liberalización comercial y las privatizaciones – que han destruido las economías de los países en desarrollo – son de tal injusticia y asimetría que transfieren cada año de estos países pobres a los ricos 150 billones de dólares.

10. La retórica de buena voluntad y ayuda desde el norte rico se convierte en una realidad de dependencia y exacción a los países pobres. Las ayudas públicas al desarrollo, en 2003, suponían 54.000 millones de euros, pero durante ese mismo año los países pobres entregaron a los bancos de norte rico en intereses de la deuda 436.000 millones.

11. La crisis española no se ha debido al exceso de endeudamiento público, sino al exceso de endeudamiento privado. Cuando estalló la crisis la deuda pública era el 16% de la deuda total, ahora, equivale al 19,1% y, está creciendo a razón de socializar las perdidas privadas.

12. La crisis se debe al estallido de la burbuja inmobiliaria y financiera – simplemente, a la especulación de bancos y fondos de inversión –, que los expertos que, ahora, nos ordenan realizar los recortes dijeron que no existía. Y, está especulación ha tenido como principales precursores a agentes privados que poseen el 80,9% de la deuda total española.

13. En primer lugar, el rescate es innecesario. Los bancos poseen 700.000 millones de euros de accionistas – los propietarios de los bancos – e inversores que deben ser utilizados para la liquidación de estas entidades inviables – al mismo tiempo que protegemos los depósitos de los clientes –.

14. Por tanto, los Gobiernos e Instituciones europeas están utilizando el dinero público  y sacrificando seres humanos para salvar el dinero y los intereses de estos individuos y entidades muy poderosas.

15. El problema de la deuda, es, por tanto, una cuestión de poder. Mientras, las Comunidades Autónomas deben 143.000 millones, siendo responsables de prestar los servicios básicos: educación, sanidad, atención a ancianos y dependientes, etc. Únicamente, las 28 grandes empresas no financieras del IBEX – la bolsa de Madrid – deben 604.000 millones destinados a la especulación, la expansión y las ansias de poder de sus directivos. Por esta razón estas empresas piden constantemente que España acepte el rescate, porque sino están abocadas a la quiebra.

16. Si se acusa a las CCAA de estar mal gestionadas y tener un gasto excesivo – cuando su endeudamiento no llega al 13% del PIB – que podemos decir de unas grandes empresas con un endeudamiento casi 6 veces superior y que supera en muchos casos el 100% – en algunos casos el 500% – de sus recursos propios.

17. Entre grandes empresas privadas y bancos –  éstos deben 1,2 billones – deben más de 1.8 billones de euros. Estas grandes empresas y bancos no tienen problemas para financiarse a tipos de interés muy ventajosos. A pesar de tener una deuda insostenible y unos recursos propios insuficientes.

18. De la deuda privada solo un 25,5% pertenece a las familias, el resto – el 74,5% – de la deuda pertenece al reducido grupo anteriormente mencionado, que absorbe la mayoría del crédito en España: bancos, grandes empresas y fortunas.

19. Como decíamos el problema de la deuda es una cuestión de poder: el 95% de la deuda empresarial pertenece a las grandes empresas, éstas son financiadas favorablemente por los bancos. Por tanto, nos encontramos con que más del 60% de la deuda pertenece a un reducido grupo de intocables que forma parte de: los ‘mercados’.

20. No es inocente, que las pequeñas y medianas empresas mejor gestionadas y menos endeudadas no reciban financiación o ésta se origine a precios usureros, porque el dinero que reciben los bancos va a tapar sus agujeros o los de las grandes empresas a ellos vinculadas.

21. Cuando los poderosos mediante sus medios de comunicación, expertos, estudios financieros, universidades, escuelas de negocios, fundaciones, organizaciones, etc. nos hacen sentir culpables diciendo que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades es importante que sepamos que el 40% de la deuda es responsabilidad y pertenece al 10% más rico de la población.

22. Que del 20% más rico de la población casi el 70% tiene deudas, frente al 20% más pobre, de los que solo un 16,7% tienen deudas. Que las deudas no tiene la misma finalidad, pues, unas han sido para especular con bienes inmobiliarios – personas con 6 o 20 propiedades inmobiliarias – y financieros y, otras, para adquirir un ‘techo’ y bienes básicos.

23. Desde los países ricos se fomenta interesadamente una imagen irresponsable de las poblaciones de los países del sur más pobre. Pero, son estos países ricos quienes han colocado a los banqueros responsables de la crisis financiera en los puestos de mando europeos: Draghi – presidente del BCE, fue el responsable de falsificar las cuentas de Grecia desde Goldman Sachs –, Lucas Papademos, Mario Monti, Pedro Solbes, Luís de Guindos y, un largo etcétera.

24. La lista de bancos del norte rico que se han dedicado a la especulación financiera con todos los bienes y en todos los mercados posibles y han tenido que ser rescatados de la quiebra es abundante: Union Bank of Switzerland (UBS), Leaseplan, NIBC, Aegon, SNS, Bayern LB, Dexia, Fortis ABN Amro, Hypo Real Estate, ING National Group, JSC Parex Banka, KBC, Landesbank Baden-Württemberg, Lloyds TSB, Northern Rock Bradford & Bingley, Roskilde Bank, Royal Bank of Scotland, Landes-Hypothekenbank Steiermark, Commerzbank, Natixis. BNP Paribas, Deutsche Bank. Barclays, etc. etc. etc. No están todos y faltan cientos de bancos estadounidenses.

25. Alemania ha tenido que rescatar con 340.000 millones a sus bancos en quiebra por estar empantanados en las hipotecas basura de EEUU y, ahora, esos mismos bancos están empantanados en las hipotecas basura españolas y los mercados de derivados financieros. Parece que, la responsabilidad de la clase financiera y  política alemana brilla por su ausencia.

26. No debemos caer en idealizaciones fáciles de otros países. Por ejemplo, la deuda pública alemana es superior a la española, igualmente, ocurre con otros países ricos u otros socios de la UE y la OCDE. Tenemos ejemplos como: EEUU, Japón, Reino Unido, Francia, etc. Todos ellos, con un endeudamiento público superior al español.

27. Podemos ver, nuevamente, que no importa el tamaño de la deuda – o saltarse el ‘techo de déficit’ como hizo Alemania, impunemente, durante varios años – sino el poder que se posee y ser propietario de una moneda nacional y no – como España – depender de una divisa privada y extranjera.

28. Otro ejemplo más: La deuda de los länder – Estados federados – alemanes es del 20% del PIB; en cambio, la de sus equivalentes españoles, las CCAA, como hemos dicho, asciende a un 13% del PIB. Además, los länder tienen un endeudamiento per cápita que dobla al de las Comunidades Autónomas españolas.

29. Los distintos Gobiernos alemanes han ido reduciendo los niveles de vida de sus ciudadanos y precarizando las condiciones laborales – mini-empleos a 400 euros, temporalidad, salarios que tienen que ser completados por ayudas sociales – provocando una fractura social y un fracaso político, que con subsidios sociales a parados de larga duración intenta maquillar un paro real que llegaría al 15%.

30. Alemania ha copiado el modelo de empleo precario, temporal y parcial de EEUU donde el paro real – maquillado en las estadísticas oficiales – se encuentra cercano al 23% y la miseria alcanza al 25% de la población.

31. En Alemania, se ha producido un enorme trasvase de riqueza de los trabajadores a sus clases altas, que han utilizado éstos recursos económicos para invertir en diversas burbujas especulativas: EEUU, España, Portugal, Irlanda, Grecia, etc. Situación que ha llevado al rescate con dinero público de estas inversiones privadas fallidas.

32. Aunque, Alemania lleve las riendas de la política europea y sea la nación más favorecida por el euro (€) cuya política está orientada a favorecer la financiación, el comercio y las exportaciones alemanas, no es Alemania quien nos ‘rescata’. Alemania en concepto de financiación ha recibido 556.000 millones más de lo que se ha gastado.

33. En el Fondo de Rescate europeo, Alemania, sólo contribuye con el 27%, Italia con el 19% y España con el 13% – que equivale, en realidad, al 29,8% por nivel de riqueza –. Por tanto, ponemos  proporcionalmente más dinero que Alemania a nuestro supuesto propio rescate.

34. Aunque los españoles seamos dados al haraquiri, el fustigamiento, la culpabilidad, el sentimiento de ser únicos,… No es así en el mundo real. Hay centenares de casos de burbujas inmobiliarias (conocidos son los casos de EEUU, Japón, Reino Unido, Francia, Irlanda, etc.) y financieras.

35. El último caso de país afectado por una colosal burbuja inmobiliaria es Holanda donde el 25% de las hipotecas tienen un valor superior al de las viviendas, la deuda hipotecaria supera el 100% del PIB y la deuda privada alcanza el 250%. Nada que envidiar a España.

36. Ni el BCE ni la FED son entidades independientes. Aunque, la propaganda lo repita hasta la saciedad. Estas entidades como otros organismos internacionales (FMI, OCDE, BM, OMC, OIT… y, cómo no, la Unión Europea) son los instrumentos para imponer al mundo los objetivos de bancos, grandes empresas y fortunas. Diréis: acusación gratuita ¿Por qué no lo es?

37. Los bancos centrales se mueven de espaldas a los ciudadanos, con total opacidad, sin atenerse a las Leyes y sin ningún control democrático. Desde 2008, han entregado a los bancos más de 18 billones de dólares – más del 25% del PIB mundial – para salvar entidades que deberían haber desaparecido: Bank of America, Goldman Sachs, CitiGroup, JP Morgan, etc. En el caso del BCE ha inyectado a los bancos europeos más de 1,6 billones. Pero, curiosamente, esto no es despilfarro ni supone un gasto excesivo.

38. Es lógico que no haya crédito cuando billones de euros están siendo destinados a tapar las inversiones especulativas fallidas de bancos y multimillonarios. Éste es el verdadero objetivo de las políticas actuales en una carrera hacia delante de la codicia.

39. Sin embargo, el dinero destinado a la economía productiva – la única que crea, realmente, empleo y riqueza – se ha reducido en más de un 50%, constituyendo un irrisorio 0,5% del PIB europeo.

40. Si caen los bancos o un millonario no se puede comprar otro yate nuevo o se arruina por codicioso no ocurre nada, pero sí no se cuida la educación, el empleo, los servicios públicos, las pensiones, la sanidad, etc. Un país entra en el caos, la pobreza masiva y la depresión permanente. En estos momentos estamos aceptando el empobrecimiento masivo a cambio del enriquecimiento de una minoría.

41. Se ha aceptado acríticamente o, incluso, peor, justificado por muchos y contra toda razón o lógica, que el BCE financie a los bancos – rescatados con dinero público – al 0 o 1% de interés sin ningún tipo de contrapartida…

42. En cambio, el BCE castiga al Estado español (pequeñas empresas y ciudadanos) con la obligación de financiarse a través de los bancos, que este mismo Estado ha rescatado con dinero de todos los ciudadanos españoles, a tipos cercanos al 7% o, en Grecia al 25%. Si esto no es un saqueo de las arcas públicas, un desvío y una malversación de dinero público clarísimo, unos delitos gravísimos y un incentivo perverso a la mala gestión, a la impunidad y a la irresponsabilidad, no sé qué es.

43. Los bancos son rescatados con dinero público, no quiebran, no son liquidados y sus responsables no afrontan ningún tipo de consecuencias. Las familias son desahuciadas, casi 400.000 desde 2008, a 517 desahucios diarios en 2012. Pierden su casa y sus ahorros, además, la deuda permanece y será perseguida. En muchos casos por ‘fondos buitres’.

44. Por tanto ¿no existe la dación en pago? Nuevamente, nada más lejos de la realidad. Las promotoras e inmobiliarias son invitadas por los bancos a entregar sus pisos y promociones con la consecuente extinción de la deuda, que será resarcida a los bancos con dinero público. Los beneficios económicos generados por esta como mínimo desastrosa gestión inmobiliaria – por no decir fraudulenta – no serán reclamados.

45. “No hay dinero” Otra machacona y repetitiva máxima de los responsables del fiasco financiero ¿Es eso cierto? Nada más lejos de la realidad. Hemos visto que el dinero negado a los Estados y a las personas es entregado por billones – sin reparos y sin control – a los bancos. Que los bancos, las grandes fortunas y empresas – altamente subvencionadas con dinero público – han desviado 21 billones de dólares a los Paraísos Fiscales.

46. Que en el caso de España se defraudan 88.500 millones anuales; que el 23,3% de la economía española no se declara (244.000 millones); que las grandes fortunas tributan al 1% y han visto como desaparecían o se reducían los impuestos de Donaciones, Sucesiones o Patrimonio; que las grandes empresas defraudan vía paraísos fiscales miles de millones o, directamente, como Apple u otras no tributan.

47. En España, se han reducido los impuestos a las grandes empresas y a las clases altas – a las que corresponde la responsabilidad del 72% del fraude fiscal – e, incluso, se ha producido una amnistía fiscal para favorecerles y no perseguir estos delitos; mientras, se suben los impuestos, se bajan los salarios y se reducen los servicios públicos a los trabajadores.

48. Por tanto, el problema de España no es el exceso de gasto público, sino los paupérrimos ingresos del Estado – aunque seamos el 4º país europeo con los impuestos más altos – que se debe a que las élites económicas y empresariales españolas, prácticamente, no pagan impuestos.

49. España recauda el equivalente al 34% de su PIB, el promedio de la UE-15 alcanza el 44% y en Suecia llegan al 54%. Esto es un ejemplo palmario de la consecuente diferencia en el nivel de vida y los servicios públicos que nos separa.

50. Si España tuviera una política tributaria como la sueca – que persiguiera el fraude fiscal y los privilegios de una minoría multimillonaria – España ingresaría cerca de 200.000 millones de euros anuales más.

51. Esta reducción de ingresos del Estado tiene como objetivo que las mismas personas beneficiadas por reducciones de impuestos, cuando no, directamente, por favorecer el fraude fiscal, sean quienes, luego, financien al Estado mediante la compra de deuda pública por la que reciben onerosos intereses. No sólo no pagan impuestos, sino que reciben intereses…

52. La afirmación exculpatoria que algunos esgrimen: ‘Hemos vivido como ricos’, no parece consistente. Desde la llegada del euro la cesta de la compra ha subido más de un 50%, la vivienda se ha encarecido desde 1997 un 500% y los salarios medios reales han bajado desde 1994 más de un 10%.

53. La verdad es que nos han hecho creer que éramos ricos, han fomentado el endeudamiento para compensar que nos empobrecíamos rápidamente y teníamos que pedir prestamos para acceder a bienes básicos – es cierto, que algunos, a no tan básicos –. Empero, necesarios para el funcionamiento de esta ‘economía suicida’.

54. ¿La gente no trabaja porque no quiere? No, es cierto. En 2008, había trabajo y teníamos prácticamente pleno empleo. No hay que confundir trabajo con explotación laboral. Trabajar 8 horas por 400 euros no es un trabajo y, además, no da ni para vivir.

55. Del mismo modo, hay que resaltar que a menores salarios, la población será más pobre, el país obtendrá menores ingresos, siendo a su vez más pobre y los beneficios repercutirán, únicamente, en una minoría.

56. Por ejemplo, de los jóvenes más del 50% se encuentra en paro y 3/4 partes de los que están trabajando lo hacen por menos del Salario Mínimo ¿Qué familia o persona puede vivir con estos recursos? Las personas que están de acuerdo con estos salarios de miseria deberían trabajar por ellos dando ejemplo y no moralina.

57. Ante los comentarios tan poco meditados que se realizan denigrando la situación de los parados podemos recordar la bendición que supone este estado con el aumento resultante de la ansiedad, la dependencia, el estrés, los sentimientos de humillación, la pobreza, la malnutrición, la muerte precoz, los suicidios, etc.

58. El trabajo no lo crean las reformas laborales. El trabajo se crea invirtiendo recursos económicos. Con la última reforma laboral, no sólo, no se ha creado empleo, sino que, se ha acelerado su destrucción. Los ERE pactados han crecido un 72%, los no pactados un 782% y las personas afectadas por ellos un 50%.

59. El objetivo de la Reforma Laboral no ha sido crear empleo, porque, ninguna reforma crea empleo, sino abaratar el despido, empeorar las condiciones laborales y acabar con los derechos laborales con la intención de crear una mano de obra barata, abundante, sumisa y desprotegida.

60. Crear empleo no tiene mayor dificultad que diseñar e implementar un plan de política económica e industrial a largo plazo que fomente el mercado interno – que crea más empleo y más riqueza que la exportación – y la calidad de los procesos y productos – nunca, esencialmente, la cantidad –. Esta política se debería realizar con una alta inversión pública que podría realizarse liberando recursos económicos ¿De dónde?

61. De los intereses de una deuda que es ‘ilegitima u odiosa’ – término acuñado por EEUU para deudas obtenidas mediante mecanismos de extorsión, corrupción y fraude –. Estos intereses ascenderán a 40.000 millones en 2013 – 10.000 millones más que este año – que suponen un enorme trasvase de riqueza a bancos y grandes fortunas.

62. Reestructurando y elevando el gasto público español deberíamos invertir 20 puntos más del PIB en gasto social, hasta igualar éste con nuestro nivel de riqueza. Supondrían alrededor de 66.000 millones más y podríamos crear hasta 5.000.000 de empleos de calidad dedicados al bienestar de las personas.

63. Creando empleo podríamos liberar el dinero destinado a las prestaciones de desempleo y subsidios – unos 30.000 millones – para otros usos y, elevando la tasa de empleo a niveles de países como los nórdicos – que tienen altos niveles gasto público y social – podríamos conseguir que más personas cotizarán a la seguridad social.

64. El Estado español está infrafinanciado en relación a sus recursos económicos, por eso no crea empleo: Si tuviéramos un sistema impositivo justo y distributivo lograríamos cerca de 200.000 millones más; si persiguiéramos el fraude fiscal obtendríamos otros 88.500 millones; y, si no se fuera permisivo con la economía sumergida otros  100.000 millones.

65. Por tanto, el problema no es que no haya dinero – como repiten interesadamente ocultando la verdad –, sino que lo posee una minoría que no invierte en la economía productiva sino que se dedica a la especulación financiera e inmobiliaria y, además, nos financia mediante la deuda pública con un dinero que ha defraudado al Estado.

66. Cuando se habla de productividad y competitividad se está hablando, realmente, de precariedad laboral, bajos salarios, jornadas laborales más largas, perdida de derechos laborales y sociales. Producir más, con menos personas, por menos dinero. En España, en los últimos años, de las ganancias en productividad sólo un 25% ha repercutido en los trabajadores.

67. Un país desarrollado nunca podrá competir con las condiciones de explotación y semiesclavitud que imponen las transnacionales europeas y norteamericanas en Asia o América.

68. Se dice que hay que trabajar más, pero no es cierto. Trabajar más para producir más hasta que hayamos esquilmado los recursos de planeta y éste sea un lugar inhabitable. Ese tipo de economía productivista y consumista, infantilizada y sin limites, es un sin sentido y un camino cierto al desastre.

69. Lo lógico sería vivir con moderación, trabajar menos horas, repartir el trabajo y que las ganancias alcanzadas en productividad – está ha crecido casi un 700% a largo de los últimos 110 años – debido a la inversión en tecnología con dinero público repercutiera en el bienestar y la calidad de vida de la mayoría de la población y no sólo en el enriquecimiento de una minoría que ha acaparado los bienes de todos.

70. Si hace más de 100 años se consiguió en los países más ricos mediante arduas luchas obreras un paso hacia la implantación de la jornada laboral de 8 horas – aunque los empresarios capitalistas hubieran deseado continuar con jornadas de 14 y 16 horas – ¿Cómo podemos seguir trabajando las mismas horas o tender a trabajar más con las ganancias en productividad que se han producido?

71. ¿España tiene muchos empleados públicos? Los datos vuelven a desmentir a la propaganda: en España trabaja en los servicios públicos un 10% de la población, en la UE-15 un 15% y en Suecia casi un 25%.

72. Se está atacando el honor de los funcionarios públicos como una táctica para colonizar y privatizar las Administraciones Públicas por intereses privados que quieren colocar a sus redes clientelares y familiares. Son los salarios de estos sujetos enchufados y colocados a dedo, que superan en un 35% los salarios medios de los funcionarios lo que sale caro, realmente, muy caro.

73. Cuando se habla de la mayor rentabilidad de las empresas privatizadas olvidamos que es una rentabilidad obtenida a costa de los derechos laborales y sociales de trabajadores y usuarios que, únicamente, supone un trasvase de beneficios de todos los ciudadanos a una minoría.

74. Es el Estado – todos los ciudadanos – el que ha asumido los riesgos y los costes de la inversión de estas empresas e infraestructuras, siendo luego una minoría que no ha soportado ningún tipo de riesgo quien salga favorecida con la privatización de empresas rentables y saneadas a precio de saldo.

75. Las privatizaciones han favorecido la aparición de grandes monopolios privados con la consecuente situación de dependencia, subidas de precios, la destrucción del tejido productivo local, deslocalización de industrias, pérdida de ingresos públicos y el aumento del desempleo.

76. Por ejemplo, por cada empleo precario creado en una gran superficie se destruyen 5 empleos estables en el pequeño comercio. Además, el monopolio favorece los abusos de poder por parte de las grandes empresas como que del agricultor al consumidor los precios de los productos se eleven un 400%, pudiendo llegar, incluso, al 1.000%; o que más del 60% del beneficio del precio del productos se lo queden las grandes superficies.

77. En el caso de España podemos ver como con la privatizaciones estamos sufriendo los precios de la gasolina, del gas, de la electricidad – ha subido un 80% en los últimos 7 años y va a subir con la nueva reforma otro 25% – y de las telecomunicaciones – cuyas tarifas más que duplican la media europea – más costosos y los servicios de peor calidad de Europa.

78. ¿Los empleados públicos son poco productivos? ¿Solo la iniciativa privada fomenta el crecimiento? España tiene más empresarios y autónomos – un 10,64 de la población – que el promedio europeo, un 9,78%. En países más competitivos y eficientes que España el número de empleados públicos dobla y triplica al de empresarios: Dinamarca, 26%; Finlandia, 19% o Suecia un 25%.

79. Aun tomando los eslóganes neoliberales como ‘El excesivo gasto público y social lastra la competitividad y el crecimiento’, el caso de los países del norte de Europa es paradigmático. Por ejemplo, Suecia tiene un gasto público cercano al 53%, Dinamarca al 58% o Francia 57%. En cambio, España no llega al 44%.

80. El Gasto Público es esencial en las economías más desarrolladas. De él, depende la inversión en educación, sanidad, telecomunicaciones, energía, creación de empleo, ciencia, I +D, infraestructuras, etc. Que de otra forma serían imposibles.

81. Además, del gasto público dependen el 50% de los empleos creados en el mundo. Cada empleo creado en el sector público posibilita – por el efecto multiplicador del gasto público – la creación de 2 empleos en el sector privado.

82. ¿El gasto social en España es excesivo? En comparación con el resto de países de nuestro entorno es notablemente inferior: España, 21%; UE-15, 27% y Suecia un 30%.

83. España gasta 5.526 euros por persona en la protección social y la calidad de vida de sus habitantes. Esto es 1.938 euros menos que el promedio de países de la UE-15 y 3.500 euros menos que Suecia. No es por menos que pensar que España tiene abandonada y desatendida a su población

84. Algunos podrían argumentar que tenemos un menor gasto social porque somos menos ricos, pero, no es así. España tiene un PIB per cápita que alcanza el 93% del promedio de la UE-15, sin embargo, su gasto social no llega al 74% del promedio de la UE-15. Si gastáramos esos 21 puntos más, alrededor de 66.000 millones podríamos crear 5.000.000 de empleos.

85. El gasto sanitario público español no es tampoco excesivo, un 5,7% del PIB, se encuentra por debajo de la media europea, 7,8%. Y, muy por debajo del gasto sanitario del sistema privado estadounidense – que se quiere implantar en nuestro país – que, prácticamente, dobla nuestro gasto con unos niveles de eficiencia y salud muy bajos.

86. El gasto público en educación, también, se encuentra por debajo de la UE-15. En España invertimos un 4,3% del PIB y en la media europea un 5,1%; en Suecia un 6,8%. Madrid invierte solo un 2,5%.

87. Decimos inversión porque por cada euro invertido en educación España recibe un beneficio de 2 euros y para el conjunto de la OCDE este beneficio se eleva a 4 euros.

88. En España, prácticamente, se han duplicado las tasas universitarias siguiendo el camino de Reino Unido – colocando a la universidad española entre las más caras de Europa – con la falacia de que la educación es un gasto y no una inversión. La intención es favorecer el negocio bancario con los créditos a los estudiantes: más deuda.

89. Sin embargo, en otros países europeos como Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia, República Checa, Austria, Grecia, Chipre, Escocia, Alemania y Francia; los estudios son gratuitos o tiene un amplio acceso a las becas de estudio y manutención.

90. Es importante destacar la relación entre gasto social y exclusión social, entre exclusión social y fracaso escolar. Por ejemplo, en España el porcentaje de las familias en riesgo de exclusión social supera el 30% y el fracaso escolar igual. En Suecia, el fracaso escolar afecta al 7% de los alumnos y la pobreza al 10% de las familias.

91. El abandono a nuestros mayores y a las personas dependientes es igualmente flagrante. En España, sólo un 2% de este colectivo tiene atención domiciliaria. En Europa, la media es del 18% y en Suecia el 23% de estas personas.

92. Asimismo, la mayoría de las residencias de ancianos son privadas encauzadas al beneficio monetario – con la consiguiente merma en la calidad asistencial – y con un coste muy elevado – prohibitivo – para personas con una pensión que ronda los 600-700 euros.

93. Otro argumento que cae por su propio peso es el excesivo gasto en pensiones que en España se encuentra en el 7,9% del PIB, mientras en la media de la UE-15 alcanza el 9,5%. Esto se debe a la baja cuantía de las pensiones españolas que mantienen en la pobreza a un 25% de los ancianos españoles. Más del doble de la media europea. La importancia de las pensiones es vital, sin ellas un 68% de nuestros ancianos sería pobre.

by Emilio José

1. El rescate o la supuesta ‘ayuda’ a España, no es una ayuda, son unas cadenas, una soga al cuello… que tienen como primer objetivo poner como avalista de las deudas privadas – de bancos, grandes empresas y fortunas – procedentes de operaciones especulativas al Estado español y sus ciudadanos.

2. Las reformas estructurales – que publicitan – como ‘necesarias’ para fomentar el crecimiento no son nuevas – llevan aplicándose desde hace más de 30 años – y, simplemente, suponen llevar al extremo el actual modelo de desigualdad y corrupción  que nos ha conducido a esta crisis.

3. Estas reformas no tienen como fin la salida de la crisis, sino que, tienen como segundo objetivo privatizar y acaparar por parte de una minoría los recursos y bienes de todos. Su aplicación ha aumentando extraordinariamente las desigualdades sociales, la pobreza, la especulación financiera, etc.

4. Cuando llegó Margaret Thatcher al poder en el Reino Unido, en 1979, el 1% más rico tenía el 6% de los ingresos, en la actualidad tras las reformas ‘estructurales’ neoliberales acapara el 50% de los ingresos. Además, la pobreza se disparó del 9% al 24% de la población cuando abandonó el poder en 1990.

5. Por ejemplo, en España unas 1.400 personas controlan unos recursos económicos que equivalen al 80,5% de la producción nacional. A nivel global el 1% de la población posee el 43% de la riqueza y el 10%, el 83%.

6. Los supuestos ‘planes de ayuda’ o reformas estructurales han arruinando a millones de personas y a decenas de países que un día fueron soberanos y autosuficientes: México, Venezuela, Brasil, Argentina, Corea, Indonesia, Rusia, Tailandia, Etiopía, Somalia, etc.Y, ahora, pretenden hacer lo mismo con España, Grecia, Portugal…

7. Este es el tercer objetivo de los mal llamados ‘planes de ayuda’: someter, dominar y hacer dependientes a poblaciones y Estados soberanos, que eran independientes, por medio de los intereses de una  ‘deuda ilegitima’ creada por la conjunción de los intereses privados de las élites dominantes.

8. Las supuestas ayudas y reformas – aplicadas con coacciones y amenazas – que prometían el crecimiento han hecho a los países pobres de África infinitamente más desdichados y sumamente endeudados: desde los años 80 a la actualidad la deuda ha pasado de 60 billones a 250 billones.

9. La liberalización comercial y las privatizaciones – que han destruido las economías de los países en desarrollo – son de tal injusticia y asimetría que transfieren cada año de estos países pobres a los ricos 150 billones de dólares.

10. La retórica de buena voluntad y ayuda desde el norte rico se convierte en una realidad de dependencia y exacción a los países pobres. Las ayudas públicas al desarrollo, en 2003, suponían 54.000 millones de euros, pero durante ese mismo año los países pobres entregaron a los bancos de norte rico en intereses de la deuda 436.000 millones.

11. La crisis española no se ha debido al exceso de endeudamiento público, sino al exceso de endeudamiento privado. Cuando estalló la crisis la deuda pública era el 16% de la deuda total, ahora, equivale al 19,1% y, está creciendo a razón de socializar las perdidas privadas.

12. La crisis se debe al estallido de la burbuja inmobiliaria y financiera – simplemente, a la especulación de bancos y fondos de inversión –, que los expertos que, ahora, nos ordenan realizar los recortes dijeron que no existía. Y, está especulación ha tenido como principales precursores a agentes privados que poseen el 80,9% de la deuda total española.

13. En primer lugar, el rescate es innecesario. Los bancos poseen 700.000 millones de euros de accionistas – los propietarios de los bancos – e inversores que deben ser utilizados para la liquidación de estas entidades inviables – al mismo tiempo que protegemos los depósitos de los clientes –.

14. Por tanto, los Gobiernos e Instituciones europeas están utilizando el dinero público  y sacrificando seres humanos para salvar el dinero y los intereses de estos individuos y entidades muy poderosas.

15. El problema de la deuda, es, por tanto, una cuestión de poder. Mientras, las Comunidades Autónomas deben 143.000 millones, siendo responsables de prestar los servicios básicos: educación, sanidad, atención a ancianos y dependientes, etc. Únicamente, las 28 grandes empresas no financieras del IBEX – la bolsa de Madrid – deben 604.000 millones destinados a la especulación, la expansión y las ansias de poder de sus directivos. Por esta razón estas empresas piden constantemente que España acepte el rescate, porque sino están abocadas a la quiebra.

16. Si se acusa a las CCAA de estar mal gestionadas y tener un gasto excesivo – cuando su endeudamiento no llega al 13% del PIB – que podemos decir de unas grandes empresas con un endeudamiento casi 6 veces superior y que supera en muchos casos el 100% – en algunos casos el 500% – de sus recursos propios.

17. Entre grandes empresas privadas y bancos –  éstos deben 1,2 billones – deben más de 1.8 billones de euros. Estas grandes empresas y bancos no tienen problemas para financiarse a tipos de interés muy ventajosos. A pesar de tener una deuda insostenible y unos recursos propios insuficientes.

18. De la deuda privada solo un 25,5% pertenece a las familias, el resto – el 74,5% – de la deuda pertenece al reducido grupo anteriormente mencionado, que absorbe la mayoría del crédito en España: bancos, grandes empresas y fortunas.

19. Como decíamos el problema de la deuda es una cuestión de poder: el 95% de la deuda empresarial pertenece a las grandes empresas, éstas son financiadas favorablemente por los bancos. Por tanto, nos encontramos con que más del 60% de la deuda pertenece a un reducido grupo de intocables que forma parte de: los ‘mercados’.

20. No es inocente, que las pequeñas y medianas empresas mejor gestionadas y menos endeudadas no reciban financiación o ésta se origine a precios usureros, porque el dinero que reciben los bancos va a tapar sus agujeros o los de las grandes empresas a ellos vinculadas.

21. Cuando los poderosos mediante sus medios de comunicación, expertos, estudios financieros, universidades, escuelas de negocios, fundaciones, organizaciones, etc. nos hacen sentir culpables diciendo que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades es importante que sepamos que el 40% de la deuda es responsabilidad y pertenece al 10% más rico de la población.

22. Que del 20% más rico de la población casi el 70% tiene deudas, frente al 20% más pobre, de los que solo un 16,7% tienen deudas. Que las deudas no tiene la misma finalidad, pues, unas han sido para especular con bienes inmobiliarios – personas con 6 o 20 propiedades inmobiliarias – y financieros y, otras, para adquirir un ‘techo’ y bienes básicos.

23. Desde los países ricos se fomenta interesadamente una imagen irresponsable de las poblaciones de los países del sur más pobre. Pero, son estos países ricos quienes han colocado a los banqueros responsables de la crisis financiera en los puestos de mando europeos: Draghi – presidente del BCE, fue el responsable de falsificar las cuentas de Grecia desde Goldman Sachs –, Lucas Papademos, Mario Monti, Pedro Solbes, Luís de Guindos y, un largo etcétera.

24. La lista de bancos del norte rico que se han dedicado a la especulación financiera con todos los bienes y en todos los mercados posibles y han tenido que ser rescatados de la quiebra es abundante: Union Bank of Switzerland (UBS), Leaseplan, NIBC, Aegon, SNS, Bayern LB, Dexia, Fortis ABN Amro, Hypo Real Estate, ING National Group, JSC Parex Banka, KBC, Landesbank Baden-Württemberg, Lloyds TSB, Northern Rock Bradford & Bingley, Roskilde Bank, Royal Bank of Scotland, Landes-Hypothekenbank Steiermark, Commerzbank, Natixis. BNP Paribas, Deutsche Bank. Barclays, etc. etc. etc. No están todos y faltan cientos de bancos estadounidenses.

25. Alemania ha tenido que rescatar con 340.000 millones a sus bancos en quiebra por estar empantanados en las hipotecas basura de EEUU y, ahora, esos mismos bancos están empantanados en las hipotecas basura españolas y los mercados de derivados financieros. Parece que, la responsabilidad de la clase financiera y  política alemana brilla por su ausencia.

26. No debemos caer en idealizaciones fáciles de otros países. Por ejemplo, la deuda pública alemana es superior a la española, igualmente, ocurre con otros países ricos u otros socios de la UE y la OCDE. Tenemos ejemplos como: EEUU, Japón, Reino Unido, Francia, etc. Todos ellos, con un endeudamiento público superior al español.

27. Podemos ver, nuevamente, que no importa el tamaño de la deuda – o saltarse el ‘techo de déficit’ como hizo Alemania, impunemente, durante varios años – sino el poder que se posee y ser propietario de una moneda nacional y no – como España – depender de una divisa privada y extranjera.

28. Otro ejemplo más: La deuda de los länder – Estados federados – alemanes es del 20% del PIB; en cambio, la de sus equivalentes españoles, las CCAA, como hemos dicho, asciende a un 13% del PIB. Además, los länder tienen un endeudamiento per cápita que dobla al de las Comunidades Autónomas españolas.

29. Los distintos Gobiernos alemanes han ido reduciendo los niveles de vida de sus ciudadanos y precarizando las condiciones laborales – mini-empleos a 400 euros, temporalidad, salarios que tienen que ser completados por ayudas sociales – provocando una fractura social y un fracaso político, que con subsidios sociales a parados de larga duración intenta maquillar un paro real que llegaría al 15%.

30. Alemania ha copiado el modelo de empleo precario, temporal y parcial de EEUU donde el paro real – maquillado en las estadísticas oficiales – se encuentra cercano al 23% y la miseria alcanza al 25% de la población.

31. En Alemania, se ha producido un enorme trasvase de riqueza de los trabajadores a sus clases altas, que han utilizado éstos recursos económicos para invertir en diversas burbujas especulativas: EEUU, España, Portugal, Irlanda, Grecia, etc. Situación que ha llevado al rescate con dinero público de estas inversiones privadas fallidas.

32. Aunque, Alemania lleve las riendas de la política europea y sea la nación más favorecida por el euro (€) cuya política está orientada a favorecer la financiación, el comercio y las exportaciones alemanas, no es Alemania quien nos ‘rescata’. Alemania en concepto de financiación ha recibido 556.000 millones más de lo que se ha gastado.

33. En el Fondo de Rescate europeo, Alemania, sólo contribuye con el 27%, Italia con el 19% y España con el 13% – que equivale, en realidad, al 29,8% por nivel de riqueza –. Por tanto, ponemos  proporcionalmente más dinero que Alemania a nuestro supuesto propio rescate.

34. Aunque los españoles seamos dados al haraquiri, el fustigamiento, la culpabilidad, el sentimiento de ser únicos,… No es así en el mundo real. Hay centenares de casos de burbujas inmobiliarias (conocidos son los casos de EEUU, Japón, Reino Unido, Francia, Irlanda, etc.) y financieras.

35. El último caso de país afectado por una colosal burbuja inmobiliaria es Holanda donde el 25% de las hipotecas tienen un valor superior al de las viviendas, la deuda hipotecaria supera el 100% del PIB y la deuda privada alcanza el 250%. Nada que envidiar a España.

36. Ni el BCE ni la FED son entidades independientes. Aunque, la propaganda lo repita hasta la saciedad. Estas entidades como otros organismos internacionales (FMI, OCDE, BM, OMC, OIT… y, cómo no, la Unión Europea) son los instrumentos para imponer al mundo los objetivos de bancos, grandes empresas y fortunas. Diréis: acusación gratuita ¿Por qué no lo es?

37. Los bancos centrales se mueven de espaldas a los ciudadanos, con total opacidad, sin atenerse a las Leyes y sin ningún control democrático. Desde 2008, han entregado a los bancos más de 18 billones de dólares – más del 25% del PIB mundial – para salvar entidades que deberían haber desaparecido: Bank of America, Goldman Sachs, CitiGroup, JP Morgan, etc. En el caso del BCE ha inyectado a los bancos europeos más de 1,6 billones. Pero, curiosamente, esto no es despilfarro ni supone un gasto excesivo.

38. Es lógico que no haya crédito cuando billones de euros están siendo destinados a tapar las inversiones especulativas fallidas de bancos y multimillonarios. Éste es el verdadero objetivo de las políticas actuales en una carrera hacia delante de la codicia.

39. Sin embargo, el dinero destinado a la economía productiva – la única que crea, realmente, empleo y riqueza – se ha reducido en más de un 50%, constituyendo un irrisorio 0,5% del PIB europeo.

40. Si caen los bancos o un millonario no se puede comprar otro yate nuevo o se arruina por codicioso no ocurre nada, pero sí no se cuida la educación, el empleo, los servicios públicos, las pensiones, la sanidad, etc. Un país entra en el caos, la pobreza masiva y la depresión permanente. En estos momentos estamos aceptando el empobrecimiento masivo a cambio del enriquecimiento de una minoría.

41. Se ha aceptado acríticamente o, incluso, peor, justificado por muchos y contra toda razón o lógica, que el BCE financie a los bancos – rescatados con dinero público – al 0 o 1% de interés sin ningún tipo de contrapartida…

42. En cambio, el BCE castiga al Estado español (pequeñas empresas y ciudadanos) con la obligación de financiarse a través de los bancos, que este mismo Estado ha rescatado con dinero de todos los ciudadanos españoles, a tipos cercanos al 7% o, en Grecia al 25%. Si esto no es un saqueo de las arcas públicas, un desvío y una malversación de dinero público clarísimo, unos delitos gravísimos y un incentivo perverso a la mala gestión, a la impunidad y a la irresponsabilidad, no sé qué es.

43. Los bancos son rescatados con dinero público, no quiebran, no son liquidados y sus responsables no afrontan ningún tipo de consecuencias. Las familias son desahuciadas, casi 400.000 desde 2008, a 517 desahucios diarios en 2012. Pierden su casa y sus ahorros, además, la deuda permanece y será perseguida. En muchos casos por ‘fondos buitres’.

44. Por tanto ¿no existe la dación en pago? Nuevamente, nada más lejos de la realidad. Las promotoras e inmobiliarias son invitadas por los bancos a entregar sus pisos y promociones con la consecuente extinción de la deuda, que será resarcida a los bancos con dinero público. Los beneficios económicos generados por esta como mínimo desastrosa gestión inmobiliaria – por no decir fraudulenta – no serán reclamados.

45. “No hay dinero” Otra machacona y repetitiva máxima de los responsables del fiasco financiero ¿Es eso cierto? Nada más lejos de la realidad. Hemos visto que el dinero negado a los Estados y a las personas es entregado por billones – sin reparos y sin control – a los bancos. Que los bancos, las grandes fortunas y empresas – altamente subvencionadas con dinero público – han desviado 21 billones de dólares a los Paraísos Fiscales.

46. Que en el caso de España se defraudan 88.500 millones anuales; que el 23,3% de la economía española no se declara (244.000 millones); que las grandes fortunas tributan al 1% y han visto como desaparecían o se reducían los impuestos de Donaciones, Sucesiones o Patrimonio; que las grandes empresas defraudan vía paraísos fiscales miles de millones o, directamente, como Apple u otras no tributan.

47. En España, se han reducido los impuestos a las grandes empresas y a las clases altas – a las que corresponde la responsabilidad del 72% del fraude fiscal – e, incluso, se ha producido una amnistía fiscal para favorecerles y no perseguir estos delitos; mientras, se suben los impuestos, se bajan los salarios y se reducen los servicios públicos a los trabajadores.

48. Por tanto, el problema de España no es el exceso de gasto público, sino los paupérrimos ingresos del Estado – aunque seamos el 4º país europeo con los impuestos más altos – que se debe a que las élites económicas y empresariales españolas, prácticamente, no pagan impuestos.

49. España recauda el equivalente al 34% de su PIB, el promedio de la UE-15 alcanza el 44% y en Suecia llegan al 54%. Esto es un ejemplo palmario de la consecuente diferencia en el nivel de vida y los servicios públicos que nos separa.

50. Si España tuviera una política tributaria como la sueca – que persiguiera el fraude fiscal y los privilegios de una minoría multimillonaria – España ingresaría cerca de 200.000 millones de euros anuales más.

51. Esta reducción de ingresos del Estado tiene como objetivo que las mismas personas beneficiadas por reducciones de impuestos, cuando no, directamente, por favorecer el fraude fiscal, sean quienes, luego, financien al Estado mediante la compra de deuda pública por la que reciben onerosos intereses. No sólo no pagan impuestos, sino que reciben intereses…

52. La afirmación exculpatoria que algunos esgrimen: ‘Hemos vivido como ricos’, no parece consistente. Desde la llegada del euro la cesta de la compra ha subido más de un 50%, la vivienda se ha encarecido desde 1997 un 500% y los salarios medios reales han bajado desde 1994 más de un 10%.

53. La verdad es que nos han hecho creer que éramos ricos, han fomentado el endeudamiento para compensar que nos empobrecíamos rápidamente y teníamos que pedir prestamos para acceder a bienes básicos – es cierto, que algunos, a no tan básicos –. Empero, necesarios para el funcionamiento de esta ‘economía suicida’.

54. ¿La gente no trabaja porque no quiere? No, es cierto. En 2008, había trabajo y teníamos prácticamente pleno empleo. No hay que confundir trabajo con explotación laboral. Trabajar 8 horas por 400 euros no es un trabajo y, además, no da ni para vivir.

55. Del mismo modo, hay que resaltar que a menores salarios, la población será más pobre, el país obtendrá menores ingresos, siendo a su vez más pobre y los beneficios repercutirán, únicamente, en una minoría.

56. Por ejemplo, de los jóvenes más del 50% se encuentra en paro y 3/4 partes de los que están trabajando lo hacen por menos del Salario Mínimo ¿Qué familia o persona puede vivir con estos recursos? Las personas que están de acuerdo con estos salarios de miseria deberían trabajar por ellos dando ejemplo y no moralina.

57. Ante los comentarios tan poco meditados que se realizan denigrando la situación de los parados podemos recordar la bendición que supone este estado con el aumento resultante de la ansiedad, la dependencia, el estrés, los sentimientos de humillación, la pobreza, la malnutrición, la muerte precoz, los suicidios, etc.

58. El trabajo no lo crean las reformas laborales. El trabajo se crea invirtiendo recursos económicos. Con la última reforma laboral, no sólo, no se ha creado empleo, sino que, se ha acelerado su destrucción. Los ERE pactados han crecido un 72%, los no pactados un 782% y las personas afectadas por ellos un 50%.

59. El objetivo de la Reforma Laboral no ha sido crear empleo, porque, ninguna reforma crea empleo, sino abaratar el despido, empeorar las condiciones laborales y acabar con los derechos laborales con la intención de crear una mano de obra barata, abundante, sumisa y desprotegida.

60. Crear empleo no tiene mayor dificultad que diseñar e implementar un plan de política económica e industrial a largo plazo que fomente el mercado interno – que crea más empleo y más riqueza que la exportación – y la calidad de los procesos y productos – nunca, esencialmente, la cantidad –. Esta política se debería realizar con una alta inversión pública que podría realizarse liberando recursos económicos ¿De dónde?

61. De los intereses de una deuda que es ‘ilegitima u odiosa’ – término acuñado por EEUU para deudas obtenidas mediante mecanismos de extorsión, corrupción y fraude –. Estos intereses ascenderán a 40.000 millones en 2013 – 10.000 millones más que este año – que suponen un enorme trasvase de riqueza a bancos y grandes fortunas.

62. Reestructurando y elevando el gasto público español deberíamos invertir 20 puntos más del PIB en gasto social, hasta igualar éste con nuestro nivel de riqueza. Supondrían alrededor de 66.000 millones más y podríamos crear hasta 5.000.000 de empleos de calidad dedicados al bienestar de las personas.

63. Creando empleo podríamos liberar el dinero destinado a las prestaciones de desempleo y subsidios – unos 30.000 millones – para otros usos y, elevando la tasa de empleo a niveles de países como los nórdicos – que tienen altos niveles gasto público y social – podríamos conseguir que más personas cotizarán a la seguridad social.

64. El Estado español está infrafinanciado en relación a sus recursos económicos, por eso no crea empleo: Si tuviéramos un sistema impositivo justo y distributivo lograríamos cerca de 200.000 millones más; si persiguiéramos el fraude fiscal obtendríamos otros 88.500 millones; y, si no se fuera permisivo con la economía sumergida otros  100.000 millones.

65. Por tanto, el problema no es que no haya dinero – como repiten interesadamente ocultando la verdad –, sino que lo posee una minoría que no invierte en la economía productiva sino que se dedica a la especulación financiera e inmobiliaria y, además, nos financia mediante la deuda pública con un dinero que ha defraudado al Estado.

66. Cuando se habla de productividad y competitividad se está hablando, realmente, de precariedad laboral, bajos salarios, jornadas laborales más largas, perdida de derechos laborales y sociales. Producir más, con menos personas, por menos dinero. En España, en los últimos años, de las ganancias en productividad sólo un 25% ha repercutido en los trabajadores.

67. Un país desarrollado nunca podrá competir con las condiciones de explotación y semiesclavitud que imponen las transnacionales europeas y norteamericanas en Asia o América.

68. Se dice que hay que trabajar más, pero no es cierto. Trabajar más para producir más hasta que hayamos esquilmado los recursos de planeta y éste sea un lugar inhabitable. Ese tipo de economía productivista y consumista, infantilizada y sin limites, es un sin sentido y un camino cierto al desastre.

69. Lo lógico sería vivir con moderación, trabajar menos horas, repartir el trabajo y que las ganancias alcanzadas en productividad – está ha crecido casi un 700% a largo de los últimos 110 años – debido a la inversión en tecnología con dinero público repercutiera en el bienestar y la calidad de vida de la mayoría de la población y no sólo en el enriquecimiento de una minoría que ha acaparado los bienes de todos.

70. Si hace más de 100 años se consiguió en los países más ricos mediante arduas luchas obreras un paso hacia la implantación de la jornada laboral de 8 horas – aunque los empresarios capitalistas hubieran deseado continuar con jornadas de 14 y 16 horas – ¿Cómo podemos seguir trabajando las mismas horas o tender a trabajar más con las ganancias en productividad que se han producido?

71. ¿España tiene muchos empleados públicos? Los datos vuelven a desmentir a la propaganda: en España trabaja en los servicios públicos un 10% de la población, en la UE-15 un 15% y en Suecia casi un 25%.

72. Se está atacando el honor de los funcionarios públicos como una táctica para colonizar y privatizar las Administraciones Públicas por intereses privados que quieren colocar a sus redes clientelares y familiares. Son los salarios de estos sujetos enchufados y colocados a dedo, que superan en un 35% los salarios medios de los funcionarios lo que sale caro, realmente, muy caro.

73. Cuando se habla de la mayor rentabilidad de las empresas privatizadas olvidamos que es una rentabilidad obtenida a costa de los derechos laborales y sociales de trabajadores y usuarios que, únicamente, supone un trasvase de beneficios de todos los ciudadanos a una minoría.

74. Es el Estado – todos los ciudadanos – el que ha asumido los riesgos y los costes de la inversión de estas empresas e infraestructuras, siendo luego una minoría que no ha soportado ningún tipo de riesgo quien salga favorecida con la privatización de empresas rentables y saneadas a precio de saldo.

75. Las privatizaciones han favorecido la aparición de grandes monopolios privados con la consecuente situación de dependencia, subidas de precios, la destrucción del tejido productivo local, deslocalización de industrias, pérdida de ingresos públicos y el aumento del desempleo.

76. Por ejemplo, por cada empleo precario creado en una gran superficie se destruyen 5 empleos estables en el pequeño comercio. Además, el monopolio favorece los abusos de poder por parte de las grandes empresas como que del agricultor al consumidor los precios de los productos se eleven un 400%, pudiendo llegar, incluso, al 1.000%; o que más del 60% del beneficio del precio del productos se lo queden las grandes superficies.

77. En el caso de España podemos ver como con la privatizaciones estamos sufriendo los precios de la gasolina, del gas, de la electricidad – ha subido un 80% en los últimos 7 años y va a subir con la nueva reforma otro 25% – y de las telecomunicaciones – cuyas tarifas más que duplican la media europea – más costosos y los servicios de peor calidad de Europa.

78. ¿Los empleados públicos son poco productivos? ¿Solo la iniciativa privada fomenta el crecimiento? España tiene más empresarios y autónomos – un 10,64 de la población – que el promedio europeo, un 9,78%. En países más competitivos y eficientes que España el número de empleados públicos dobla y triplica al de empresarios: Dinamarca, 26%; Finlandia, 19% o Suecia un 25%.

79. Aun tomando los eslóganes neoliberales como ‘El excesivo gasto público y social lastra la competitividad y el crecimiento’, el caso de los países del norte de Europa es paradigmático. Por ejemplo, Suecia tiene un gasto público cercano al 53%, Dinamarca al 58% o Francia 57%. En cambio, España no llega al 44%.

80. El Gasto Público es esencial en las economías más desarrolladas. De él, depende la inversión en educación, sanidad, telecomunicaciones, energía, creación de empleo, ciencia, I +D, infraestructuras, etc. Que de otra forma serían imposibles.

81. Además, del gasto público dependen el 50% de los empleos creados en el mundo. Cada empleo creado en el sector público posibilita – por el efecto multiplicador del gasto público – la creación de 2 empleos en el sector privado.

82. ¿El gasto social en España es excesivo? En comparación con el resto de países de nuestro entorno es notablemente inferior: España, 21%; UE-15, 27% y Suecia un 30%.

83. España gasta 5.526 euros por persona en la protección social y la calidad de vida de sus habitantes. Esto es 1.938 euros menos que el promedio de países de la UE-15 y 3.500 euros menos que Suecia. No es por menos que pensar que España tiene abandonada y desatendida a su población

84. Algunos podrían argumentar que tenemos un menor gasto social porque somos menos ricos, pero, no es así. España tiene un PIB per cápita que alcanza el 93% del promedio de la UE-15, sin embargo, su gasto social no llega al 74% del promedio de la UE-15. Si gastáramos esos 21 puntos más, alrededor de 66.000 millones podríamos crear 5.000.000 de empleos.

85. El gasto sanitario público español no es tampoco excesivo, un 5,7% del PIB, se encuentra por debajo de la media europea, 7,8%. Y, muy por debajo del gasto sanitario del sistema privado estadounidense – que se quiere implantar en nuestro país – que, prácticamente, dobla nuestro gasto con unos niveles de eficiencia y salud muy bajos.

86. El gasto público en educación, también, se encuentra por debajo de la UE-15. En España invertimos un 4,3% del PIB y en la media europea un 5,1%; en Suecia un 6,8%. Madrid invierte solo un 2,5%.

87. Decimos inversión porque por cada euro invertido en educación España recibe un beneficio de 2 euros y para el conjunto de la OCDE este beneficio se eleva a 4 euros.

88. En España, prácticamente, se han duplicado las tasas universitarias siguiendo el camino de Reino Unido – colocando a la universidad española entre las más caras de Europa – con la falacia de que la educación es un gasto y no una inversión. La intención es favorecer el negocio bancario con los créditos a los estudiantes: más deuda.

89. Sin embargo, en otros países europeos como Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia, República Checa, Austria, Grecia, Chipre, Escocia, Alemania y Francia; los estudios son gratuitos o tiene un amplio acceso a las becas de estudio y manutención.

90. Es importante destacar la relación entre gasto social y exclusión social, entre exclusión social y fracaso escolar. Por ejemplo, en España el porcentaje de las familias en riesgo de exclusión social supera el 30% y el fracaso escolar igual. En Suecia, el fracaso escolar afecta al 7% de los alumnos y la pobreza al 10% de las familias.

91. El abandono a nuestros mayores y a las personas dependientes es igualmente flagrante. En España, sólo un 2% de este colectivo tiene atención domiciliaria. En Europa, la media es del 18% y en Suecia el 23% de estas personas.

92. Asimismo, la mayoría de las residencias de ancianos son privadas encauzadas al beneficio monetario – con la consiguiente merma en la calidad asistencial – y con un coste muy elevado – prohibitivo – para personas con una pensión que ronda los 600-700 euros.

93. Otro argumento que cae por su propio peso es el excesivo gasto en pensiones que en España se encuentra en el 7,9% del PIB, mientras en la media de la UE-15 alcanza el 9,5%. Esto se debe a la baja cuantía de las pensiones españolas que mantienen en la pobreza a un 25% de los ancianos españoles. Más del doble de la media europea. La importancia de las pensiones es vital, sin ellas un 68% de nuestros ancianos sería pobre.

by Emilio José

1. El rescate o la supuesta ‘ayuda’ a España, no es una ayuda, son unas cadenas, una soga al cuello… que tienen como primer objetivo poner como avalista de las deudas privadas – de bancos, grandes empresas y fortunas – procedentes de operaciones especulativas al Estado español y sus ciudadanos.

2. Las reformas estructurales – que publicitan – como ‘necesarias’ para fomentar el crecimiento no son nuevas – llevan aplicándose desde hace más de 30 años – y, simplemente, suponen llevar al extremo el actual modelo de desigualdad y corrupción  que nos ha conducido a esta crisis.

3. Estas reformas no tienen como fin la salida de la crisis, sino que, tienen como segundo objetivo privatizar y acaparar por parte de una minoría los recursos y bienes de todos. Su aplicación ha aumentando extraordinariamente las desigualdades sociales, la pobreza, la especulación financiera, etc.

4. Cuando llegó Margaret Thatcher al poder en el Reino Unido, en 1979, el 1% más rico tenía el 6% de los ingresos, en la actualidad tras las reformas ‘estructurales’ neoliberales acapara el 50% de los ingresos. Además, la pobreza se disparó del 9% al 24% de la población cuando abandonó el poder en 1990.

5. Por ejemplo, en España unas 1.400 personas controlan unos recursos económicos que equivalen al 80,5% de la producción nacional. A nivel global el 1% de la población posee el 43% de la riqueza y el 10%, el 83%.

6. Los supuestos ‘planes de ayuda’ o reformas estructurales han arruinando a millones de personas y a decenas de países que un día fueron soberanos y autosuficientes: México, Venezuela, Brasil, Argentina, Corea, Indonesia, Rusia, Tailandia, Etiopía, Somalia, etc.Y, ahora, pretenden hacer lo mismo con España, Grecia, Portugal…

7. Este es el tercer objetivo de los mal llamados ‘planes de ayuda’: someter, dominar y hacer dependientes a poblaciones y Estados soberanos, que eran independientes, por medio de los intereses de una  ‘deuda ilegitima’ creada por la conjunción de los intereses privados de las élites dominantes.

8. Las supuestas ayudas y reformas – aplicadas con coacciones y amenazas – que prometían el crecimiento han hecho a los países pobres de África infinitamente más desdichados y sumamente endeudados: desde los años 80 a la actualidad la deuda ha pasado de 60 billones a 250 billones.

9. La liberalización comercial y las privatizaciones – que han destruido las economías de los países en desarrollo – son de tal injusticia y asimetría que transfieren cada año de estos países pobres a los ricos 150 billones de dólares.

10. La retórica de buena voluntad y ayuda desde el norte rico se convierte en una realidad de dependencia y exacción a los países pobres. Las ayudas públicas al desarrollo, en 2003, suponían 54.000 millones de euros, pero durante ese mismo año los países pobres entregaron a los bancos de norte rico en intereses de la deuda 436.000 millones.

11. La crisis española no se ha debido al exceso de endeudamiento público, sino al exceso de endeudamiento privado. Cuando estalló la crisis la deuda pública era el 16% de la deuda total, ahora, equivale al 19,1% y, está creciendo a razón de socializar las perdidas privadas.

12. La crisis se debe al estallido de la burbuja inmobiliaria y financiera – simplemente, a la especulación de bancos y fondos de inversión –, que los expertos que, ahora, nos ordenan realizar los recortes dijeron que no existía. Y, está especulación ha tenido como principales precursores a agentes privados que poseen el 80,9% de la deuda total española.

13. En primer lugar, el rescate es innecesario. Los bancos poseen 700.000 millones de euros de accionistas – los propietarios de los bancos – e inversores que deben ser utilizados para la liquidación de estas entidades inviables – al mismo tiempo que protegemos los depósitos de los clientes –.

14. Por tanto, los Gobiernos e Instituciones europeas están utilizando el dinero público  y sacrificando seres humanos para salvar el dinero y los intereses de estos individuos y entidades muy poderosas.

15. El problema de la deuda, es, por tanto, una cuestión de poder. Mientras, las Comunidades Autónomas deben 143.000 millones, siendo responsables de prestar los servicios básicos: educación, sanidad, atención a ancianos y dependientes, etc. Únicamente, las 28 grandes empresas no financieras del IBEX – la bolsa de Madrid – deben 604.000 millones destinados a la especulación, la expansión y las ansias de poder de sus directivos. Por esta razón estas empresas piden constantemente que España acepte el rescate, porque sino están abocadas a la quiebra.

16. Si se acusa a las CCAA de estar mal gestionadas y tener un gasto excesivo – cuando su endeudamiento no llega al 13% del PIB – que podemos decir de unas grandes empresas con un endeudamiento casi 6 veces superior y que supera en muchos casos el 100% – en algunos casos el 500% – de sus recursos propios.

17. Entre grandes empresas privadas y bancos –  éstos deben 1,2 billones – deben más de 1.8 billones de euros. Estas grandes empresas y bancos no tienen problemas para financiarse a tipos de interés muy ventajosos. A pesar de tener una deuda insostenible y unos recursos propios insuficientes.

18. De la deuda privada solo un 25,5% pertenece a las familias, el resto – el 74,5% – de la deuda pertenece al reducido grupo anteriormente mencionado, que absorbe la mayoría del crédito en España: bancos, grandes empresas y fortunas.

19. Como decíamos el problema de la deuda es una cuestión de poder: el 95% de la deuda empresarial pertenece a las grandes empresas, éstas son financiadas favorablemente por los bancos. Por tanto, nos encontramos con que más del 60% de la deuda pertenece a un reducido grupo de intocables que forma parte de: los ‘mercados’.

20. No es inocente, que las pequeñas y medianas empresas mejor gestionadas y menos endeudadas no reciban financiación o ésta se origine a precios usureros, porque el dinero que reciben los bancos va a tapar sus agujeros o los de las grandes empresas a ellos vinculadas.

21. Cuando los poderosos mediante sus medios de comunicación, expertos, estudios financieros, universidades, escuelas de negocios, fundaciones, organizaciones, etc. nos hacen sentir culpables diciendo que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades es importante que sepamos que el 40% de la deuda es responsabilidad y pertenece al 10% más rico de la población.

22. Que del 20% más rico de la población casi el 70% tiene deudas, frente al 20% más pobre, de los que solo un 16,7% tienen deudas. Que las deudas no tiene la misma finalidad, pues, unas han sido para especular con bienes inmobiliarios – personas con 6 o 20 propiedades inmobiliarias – y financieros y, otras, para adquirir un ‘techo’ y bienes básicos.

23. Desde los países ricos se fomenta interesadamente una imagen irresponsable de las poblaciones de los países del sur más pobre. Pero, son estos países ricos quienes han colocado a los banqueros responsables de la crisis financiera en los puestos de mando europeos: Draghi – presidente del BCE, fue el responsable de falsificar las cuentas de Grecia desde Goldman Sachs –, Lucas Papademos, Mario Monti, Pedro Solbes, Luís de Guindos y, un largo etcétera.

24. La lista de bancos del norte rico que se han dedicado a la especulación financiera con todos los bienes y en todos los mercados posibles y han tenido que ser rescatados de la quiebra es abundante: Union Bank of Switzerland (UBS), Leaseplan, NIBC, Aegon, SNS, Bayern LB, Dexia, Fortis ABN Amro, Hypo Real Estate, ING National Group, JSC Parex Banka, KBC, Landesbank Baden-Württemberg, Lloyds TSB, Northern Rock Bradford & Bingley, Roskilde Bank, Royal Bank of Scotland, Landes-Hypothekenbank Steiermark, Commerzbank, Natixis. BNP Paribas, Deutsche Bank. Barclays, etc. etc. etc. No están todos y faltan cientos de bancos estadounidenses.

25. Alemania ha tenido que rescatar con 340.000 millones a sus bancos en quiebra por estar empantanados en las hipotecas basura de EEUU y, ahora, esos mismos bancos están empantanados en las hipotecas basura españolas y los mercados de derivados financieros. Parece que, la responsabilidad de la clase financiera y  política alemana brilla por su ausencia.

26. No debemos caer en idealizaciones fáciles de otros países. Por ejemplo, la deuda pública alemana es superior a la española, igualmente, ocurre con otros países ricos u otros socios de la UE y la OCDE. Tenemos ejemplos como: EEUU, Japón, Reino Unido, Francia, etc. Todos ellos, con un endeudamiento público superior al español.

27. Podemos ver, nuevamente, que no importa el tamaño de la deuda – o saltarse el ‘techo de déficit’ como hizo Alemania, impunemente, durante varios años – sino el poder que se posee y ser propietario de una moneda nacional y no – como España – depender de una divisa privada y extranjera.

28. Otro ejemplo más: La deuda de los länder – Estados federados – alemanes es del 20% del PIB; en cambio, la de sus equivalentes españoles, las CCAA, como hemos dicho, asciende a un 13% del PIB. Además, los länder tienen un endeudamiento per cápita que dobla al de las Comunidades Autónomas españolas.

29. Los distintos Gobiernos alemanes han ido reduciendo los niveles de vida de sus ciudadanos y precarizando las condiciones laborales – mini-empleos a 400 euros, temporalidad, salarios que tienen que ser completados por ayudas sociales – provocando una fractura social y un fracaso político, que con subsidios sociales a parados de larga duración intenta maquillar un paro real que llegaría al 15%.

30. Alemania ha copiado el modelo de empleo precario, temporal y parcial de EEUU donde el paro real – maquillado en las estadísticas oficiales – se encuentra cercano al 23% y la miseria alcanza al 25% de la población.

31. En Alemania, se ha producido un enorme trasvase de riqueza de los trabajadores a sus clases altas, que han utilizado éstos recursos económicos para invertir en diversas burbujas especulativas: EEUU, España, Portugal, Irlanda, Grecia, etc. Situación que ha llevado al rescate con dinero público de estas inversiones privadas fallidas.

32. Aunque, Alemania lleve las riendas de la política europea y sea la nación más favorecida por el euro (€) cuya política está orientada a favorecer la financiación, el comercio y las exportaciones alemanas, no es Alemania quien nos ‘rescata’. Alemania en concepto de financiación ha recibido 556.000 millones más de lo que se ha gastado.

33. En el Fondo de Rescate europeo, Alemania, sólo contribuye con el 27%, Italia con el 19% y España con el 13% – que equivale, en realidad, al 29,8% por nivel de riqueza –. Por tanto, ponemos  proporcionalmente más dinero que Alemania a nuestro supuesto propio rescate.

34. Aunque los españoles seamos dados al haraquiri, el fustigamiento, la culpabilidad, el sentimiento de ser únicos,… No es así en el mundo real. Hay centenares de casos de burbujas inmobiliarias (conocidos son los casos de EEUU, Japón, Reino Unido, Francia, Irlanda, etc.) y financieras.

35. El último caso de país afectado por una colosal burbuja inmobiliaria es Holanda donde el 25% de las hipotecas tienen un valor superior al de las viviendas, la deuda hipotecaria supera el 100% del PIB y la deuda privada alcanza el 250%. Nada que envidiar a España.

36. Ni el BCE ni la FED son entidades independientes. Aunque, la propaganda lo repita hasta la saciedad. Estas entidades como otros organismos internacionales (FMI, OCDE, BM, OMC, OIT… y, cómo no, la Unión Europea) son los instrumentos para imponer al mundo los objetivos de bancos, grandes empresas y fortunas. Diréis: acusación gratuita ¿Por qué no lo es?

37. Los bancos centrales se mueven de espaldas a los ciudadanos, con total opacidad, sin atenerse a las Leyes y sin ningún control democrático. Desde 2008, han entregado a los bancos más de 18 billones de dólares – más del 25% del PIB mundial – para salvar entidades que deberían haber desaparecido: Bank of America, Goldman Sachs, CitiGroup, JP Morgan, etc. En el caso del BCE ha inyectado a los bancos europeos más de 1,6 billones. Pero, curiosamente, esto no es despilfarro ni supone un gasto excesivo.

38. Es lógico que no haya crédito cuando billones de euros están siendo destinados a tapar las inversiones especulativas fallidas de bancos y multimillonarios. Éste es el verdadero objetivo de las políticas actuales en una carrera hacia delante de la codicia.

39. Sin embargo, el dinero destinado a la economía productiva – la única que crea, realmente, empleo y riqueza – se ha reducido en más de un 50%, constituyendo un irrisorio 0,5% del PIB europeo.

40. Si caen los bancos o un millonario no se puede comprar otro yate nuevo o se arruina por codicioso no ocurre nada, pero sí no se cuida la educación, el empleo, los servicios públicos, las pensiones, la sanidad, etc. Un país entra en el caos, la pobreza masiva y la depresión permanente. En estos momentos estamos aceptando el empobrecimiento masivo a cambio del enriquecimiento de una minoría.

41. Se ha aceptado acríticamente o, incluso, peor, justificado por muchos y contra toda razón o lógica, que el BCE financie a los bancos – rescatados con dinero público – al 0 o 1% de interés sin ningún tipo de contrapartida…

42. En cambio, el BCE castiga al Estado español (pequeñas empresas y ciudadanos) con la obligación de financiarse a través de los bancos, que este mismo Estado ha rescatado con dinero de todos los ciudadanos españoles, a tipos cercanos al 7% o, en Grecia al 25%. Si esto no es un saqueo de las arcas públicas, un desvío y una malversación de dinero público clarísimo, unos delitos gravísimos y un incentivo perverso a la mala gestión, a la impunidad y a la irresponsabilidad, no sé qué es.

43. Los bancos son rescatados con dinero público, no quiebran, no son liquidados y sus responsables no afrontan ningún tipo de consecuencias. Las familias son desahuciadas, casi 400.000 desde 2008, a 517 desahucios diarios en 2012. Pierden su casa y sus ahorros, además, la deuda permanece y será perseguida. En muchos casos por ‘fondos buitres’.

44. Por tanto ¿no existe la dación en pago? Nuevamente, nada más lejos de la realidad. Las promotoras e inmobiliarias son invitadas por los bancos a entregar sus pisos y promociones con la consecuente extinción de la deuda, que será resarcida a los bancos con dinero público. Los beneficios económicos generados por esta como mínimo desastrosa gestión inmobiliaria – por no decir fraudulenta – no serán reclamados.

45. “No hay dinero” Otra machacona y repetitiva máxima de los responsables del fiasco financiero ¿Es eso cierto? Nada más lejos de la realidad. Hemos visto que el dinero negado a los Estados y a las personas es entregado por billones – sin reparos y sin control – a los bancos. Que los bancos, las grandes fortunas y empresas – altamente subvencionadas con dinero público – han desviado 21 billones de dólares a los Paraísos Fiscales.

46. Que en el caso de España se defraudan 88.500 millones anuales; que el 23,3% de la economía española no se declara (244.000 millones); que las grandes fortunas tributan al 1% y han visto como desaparecían o se reducían los impuestos de Donaciones, Sucesiones o Patrimonio; que las grandes empresas defraudan vía paraísos fiscales miles de millones o, directamente, como Apple u otras no tributan.

47. En España, se han reducido los impuestos a las grandes empresas y a las clases altas – a las que corresponde la responsabilidad del 72% del fraude fiscal – e, incluso, se ha producido una amnistía fiscal para favorecerles y no perseguir estos delitos; mientras, se suben los impuestos, se bajan los salarios y se reducen los servicios públicos a los trabajadores.

48. Por tanto, el problema de España no es el exceso de gasto público, sino los paupérrimos ingresos del Estado – aunque seamos el 4º país europeo con los impuestos más altos – que se debe a que las élites económicas y empresariales españolas, prácticamente, no pagan impuestos.

49. España recauda el equivalente al 34% de su PIB, el promedio de la UE-15 alcanza el 44% y en Suecia llegan al 54%. Esto es un ejemplo palmario de la consecuente diferencia en el nivel de vida y los servicios públicos que nos separa.

50. Si España tuviera una política tributaria como la sueca – que persiguiera el fraude fiscal y los privilegios de una minoría multimillonaria – España ingresaría cerca de 200.000 millones de euros anuales más.

51. Esta reducción de ingresos del Estado tiene como objetivo que las mismas personas beneficiadas por reducciones de impuestos, cuando no, directamente, por favorecer el fraude fiscal, sean quienes, luego, financien al Estado mediante la compra de deuda pública por la que reciben onerosos intereses. No sólo no pagan impuestos, sino que reciben intereses…

52. La afirmación exculpatoria que algunos esgrimen: ‘Hemos vivido como ricos’, no parece consistente. Desde la llegada del euro la cesta de la compra ha subido más de un 50%, la vivienda se ha encarecido desde 1997 un 500% y los salarios medios reales han bajado desde 1994 más de un 10%.

53. La verdad es que nos han hecho creer que éramos ricos, han fomentado el endeudamiento para compensar que nos empobrecíamos rápidamente y teníamos que pedir prestamos para acceder a bienes básicos – es cierto, que algunos, a no tan básicos –. Empero, necesarios para el funcionamiento de esta ‘economía suicida’.

54. ¿La gente no trabaja porque no quiere? No, es cierto. En 2008, había trabajo y teníamos prácticamente pleno empleo. No hay que confundir trabajo con explotación laboral. Trabajar 8 horas por 400 euros no es un trabajo y, además, no da ni para vivir.

55. Del mismo modo, hay que resaltar que a menores salarios, la población será más pobre, el país obtendrá menores ingresos, siendo a su vez más pobre y los beneficios repercutirán, únicamente, en una minoría.

56. Por ejemplo, de los jóvenes más del 50% se encuentra en paro y 3/4 partes de los que están trabajando lo hacen por menos del Salario Mínimo ¿Qué familia o persona puede vivir con estos recursos? Las personas que están de acuerdo con estos salarios de miseria deberían trabajar por ellos dando ejemplo y no moralina.

57. Ante los comentarios tan poco meditados que se realizan denigrando la situación de los parados podemos recordar la bendición que supone este estado con el aumento resultante de la ansiedad, la dependencia, el estrés, los sentimientos de humillación, la pobreza, la malnutrición, la muerte precoz, los suicidios, etc.

58. El trabajo no lo crean las reformas laborales. El trabajo se crea invirtiendo recursos económicos. Con la última reforma laboral, no sólo, no se ha creado empleo, sino que, se ha acelerado su destrucción. Los ERE pactados han crecido un 72%, los no pactados un 782% y las personas afectadas por ellos un 50%.

59. El objetivo de la Reforma Laboral no ha sido crear empleo, porque, ninguna reforma crea empleo, sino abaratar el despido, empeorar las condiciones laborales y acabar con los derechos laborales con la intención de crear una mano de obra barata, abundante, sumisa y desprotegida.

60. Crear empleo no tiene mayor dificultad que diseñar e implementar un plan de política económica e industrial a largo plazo que fomente el mercado interno – que crea más empleo y más riqueza que la exportación – y la calidad de los procesos y productos – nunca, esencialmente, la cantidad –. Esta política se debería realizar con una alta inversión pública que podría realizarse liberando recursos económicos ¿De dónde?

61. De los intereses de una deuda que es ‘ilegitima u odiosa’ – término acuñado por EEUU para deudas obtenidas mediante mecanismos de extorsión, corrupción y fraude –. Estos intereses ascenderán a 40.000 millones en 2013 – 10.000 millones más que este año – que suponen un enorme trasvase de riqueza a bancos y grandes fortunas.

62. Reestructurando y elevando el gasto público español deberíamos invertir 20 puntos más del PIB en gasto social, hasta igualar éste con nuestro nivel de riqueza. Supondrían alrededor de 66.000 millones más y podríamos crear hasta 5.000.000 de empleos de calidad dedicados al bienestar de las personas.

63. Creando empleo podríamos liberar el dinero destinado a las prestaciones de desempleo y subsidios – unos 30.000 millones – para otros usos y, elevando la tasa de empleo a niveles de países como los nórdicos – que tienen altos niveles gasto público y social – podríamos conseguir que más personas cotizarán a la seguridad social.

64. El Estado español está infrafinanciado en relación a sus recursos económicos, por eso no crea empleo: Si tuviéramos un sistema impositivo justo y distributivo lograríamos cerca de 200.000 millones más; si persiguiéramos el fraude fiscal obtendríamos otros 88.500 millones; y, si no se fuera permisivo con la economía sumergida otros  100.000 millones.

65. Por tanto, el problema no es que no haya dinero – como repiten interesadamente ocultando la verdad –, sino que lo posee una minoría que no invierte en la economía productiva sino que se dedica a la especulación financiera e inmobiliaria y, además, nos financia mediante la deuda pública con un dinero que ha defraudado al Estado.

66. Cuando se habla de productividad y competitividad se está hablando, realmente, de precariedad laboral, bajos salarios, jornadas laborales más largas, perdida de derechos laborales y sociales. Producir más, con menos personas, por menos dinero. En España, en los últimos años, de las ganancias en productividad sólo un 25% ha repercutido en los trabajadores.

67. Un país desarrollado nunca podrá competir con las condiciones de explotación y semiesclavitud que imponen las transnacionales europeas y norteamericanas en Asia o América.

68. Se dice que hay que trabajar más, pero no es cierto. Trabajar más para producir más hasta que hayamos esquilmado los recursos de planeta y éste sea un lugar inhabitable. Ese tipo de economía productivista y consumista, infantilizada y sin limites, es un sin sentido y un camino cierto al desastre.

69. Lo lógico sería vivir con moderación, trabajar menos horas, repartir el trabajo y que las ganancias alcanzadas en productividad – está ha crecido casi un 700% a largo de los últimos 110 años – debido a la inversión en tecnología con dinero público repercutiera en el bienestar y la calidad de vida de la mayoría de la población y no sólo en el enriquecimiento de una minoría que ha acaparado los bienes de todos.

70. Si hace más de 100 años se consiguió en los países más ricos mediante arduas luchas obreras un paso hacia la implantación de la jornada laboral de 8 horas – aunque los empresarios capitalistas hubieran deseado continuar con jornadas de 14 y 16 horas – ¿Cómo podemos seguir trabajando las mismas horas o tender a trabajar más con las ganancias en productividad que se han producido?

71. ¿España tiene muchos empleados públicos? Los datos vuelven a desmentir a la propaganda: en España trabaja en los servicios públicos un 10% de la población, en la UE-15 un 15% y en Suecia casi un 25%.

72. Se está atacando el honor de los funcionarios públicos como una táctica para colonizar y privatizar las Administraciones Públicas por intereses privados que quieren colocar a sus redes clientelares y familiares. Son los salarios de estos sujetos enchufados y colocados a dedo, que superan en un 35% los salarios medios de los funcionarios lo que sale caro, realmente, muy caro.

73. Cuando se habla de la mayor rentabilidad de las empresas privatizadas olvidamos que es una rentabilidad obtenida a costa de los derechos laborales y sociales de trabajadores y usuarios que, únicamente, supone un trasvase de beneficios de todos los ciudadanos a una minoría.

74. Es el Estado – todos los ciudadanos – el que ha asumido los riesgos y los costes de la inversión de estas empresas e infraestructuras, siendo luego una minoría que no ha soportado ningún tipo de riesgo quien salga favorecida con la privatización de empresas rentables y saneadas a precio de saldo.

75. Las privatizaciones han favorecido la aparición de grandes monopolios privados con la consecuente situación de dependencia, subidas de precios, la destrucción del tejido productivo local, deslocalización de industrias, pérdida de ingresos públicos y el aumento del desempleo.

76. Por ejemplo, por cada empleo precario creado en una gran superficie se destruyen 5 empleos estables en el pequeño comercio. Además, el monopolio favorece los abusos de poder por parte de las grandes empresas como que del agricultor al consumidor los precios de los productos se eleven un 400%, pudiendo llegar, incluso, al 1.000%; o que más del 60% del beneficio del precio del productos se lo queden las grandes superficies.

77. En el caso de España podemos ver como con la privatizaciones estamos sufriendo los precios de la gasolina, del gas, de la electricidad – ha subido un 80% en los últimos 7 años y va a subir con la nueva reforma otro 25% – y de las telecomunicaciones – cuyas tarifas más que duplican la media europea – más costosos y los servicios de peor calidad de Europa.

78. ¿Los empleados públicos son poco productivos? ¿Solo la iniciativa privada fomenta el crecimiento? España tiene más empresarios y autónomos – un 10,64 de la población – que el promedio europeo, un 9,78%. En países más competitivos y eficientes que España el número de empleados públicos dobla y triplica al de empresarios: Dinamarca, 26%; Finlandia, 19% o Suecia un 25%.

79. Aun tomando los eslóganes neoliberales como ‘El excesivo gasto público y social lastra la competitividad y el crecimiento’, el caso de los países del norte de Europa es paradigmático. Por ejemplo, Suecia tiene un gasto público cercano al 53%, Dinamarca al 58% o Francia 57%. En cambio, España no llega al 44%.

80. El Gasto Público es esencial en las economías más desarrolladas. De él, depende la inversión en educación, sanidad, telecomunicaciones, energía, creación de empleo, ciencia, I +D, infraestructuras, etc. Que de otra forma serían imposibles.

81. Además, del gasto público dependen el 50% de los empleos creados en el mundo. Cada empleo creado en el sector público posibilita – por el efecto multiplicador del gasto público – la creación de 2 empleos en el sector privado.

82. ¿El gasto social en España es excesivo? En comparación con el resto de países de nuestro entorno es notablemente inferior: España, 21%; UE-15, 27% y Suecia un 30%.

83. España gasta 5.526 euros por persona en la protección social y la calidad de vida de sus habitantes. Esto es 1.938 euros menos que el promedio de países de la UE-15 y 3.500 euros menos que Suecia. No es por menos que pensar que España tiene abandonada y desatendida a su población

84. Algunos podrían argumentar que tenemos un menor gasto social porque somos menos ricos, pero, no es así. España tiene un PIB per cápita que alcanza el 93% del promedio de la UE-15, sin embargo, su gasto social no llega al 74% del promedio de la UE-15. Si gastáramos esos 21 puntos más, alrededor de 66.000 millones podríamos crear 5.000.000 de empleos.

85. El gasto sanitario público español no es tampoco excesivo, un 5,7% del PIB, se encuentra por debajo de la media europea, 7,8%. Y, muy por debajo del gasto sanitario del sistema privado estadounidense – que se quiere implantar en nuestro país – que, prácticamente, dobla nuestro gasto con unos niveles de eficiencia y salud muy bajos.

86. El gasto público en educación, también, se encuentra por debajo de la UE-15. En España invertimos un 4,3% del PIB y en la media europea un 5,1%; en Suecia un 6,8%. Madrid invierte solo un 2,5%.

87. Decimos inversión porque por cada euro invertido en educación España recibe un beneficio de 2 euros y para el conjunto de la OCDE este beneficio se eleva a 4 euros.

88. En España, prácticamente, se han duplicado las tasas universitarias siguiendo el camino de Reino Unido – colocando a la universidad española entre las más caras de Europa – con la falacia de que la educación es un gasto y no una inversión. La intención es favorecer el negocio bancario con los créditos a los estudiantes: más deuda.

89. Sin embargo, en otros países europeos como Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia, República Checa, Austria, Grecia, Chipre, Escocia, Alemania y Francia; los estudios son gratuitos o tiene un amplio acceso a las becas de estudio y manutención.

90. Es importante destacar la relación entre gasto social y exclusión social, entre exclusión social y fracaso escolar. Por ejemplo, en España el porcentaje de las familias en riesgo de exclusión social supera el 30% y el fracaso escolar igual. En Suecia, el fracaso escolar afecta al 7% de los alumnos y la pobreza al 10% de las familias.

91. El abandono a nuestros mayores y a las personas dependientes es igualmente flagrante. En España, sólo un 2% de este colectivo tiene atención domiciliaria. En Europa, la media es del 18% y en Suecia el 23% de estas personas.

92. Asimismo, la mayoría de las residencias de ancianos son privadas encauzadas al beneficio monetario – con la consiguiente merma en la calidad asistencial – y con un coste muy elevado – prohibitivo – para personas con una pensión que ronda los 600-700 euros.

93. Otro argumento que cae por su propio peso es el excesivo gasto en pensiones que en España se encuentra en el 7,9% del PIB, mientras en la media de la UE-15 alcanza el 9,5%. Esto se debe a la baja cuantía de las pensiones españolas que mantienen en la pobreza a un 25% de los ancianos españoles. Más del doble de la media europea. La importancia de las pensiones es vital, sin ellas un 68% de nuestros ancianos sería pobre.

by Emilio José publicado en http://www.pensamientoconsciente.com/?p=10453&source=rss

La doctrina del shock – (documental completo doblado al español)

Esta pelicula cuenta el por qué se hicieron los experimentos que la psicologia social que he estudiado en la universidad. La monotonía y la privación de estimulación sensorial anula la mente. Impresionante!! “Métodos cientificos” ,lo que denmomino “ciencia oscura”- para provocar la desviación de la personalidad. Hay un momento justo antes del shck en que el individuo esta muy abierto a asumir nuevos pensamientos. Asi el shock economico al que nos someten ahora nos prepara para aceptar nuevos sistemas economicos, que de otra forma rechrariamos.

La doctrina del shock, (en inglés “The Shock Doctrine”), es una película documental estrenada en 2009, basada en el libro homónimo de Naomi Klein, dirigida por Michael Winterbottom y Mat Whitecross.
Trata sobre las teorías radicales de Milton Friedman, profesor de la universidad de Chicago, y su escuela de economía, (“los Chicago Boys”), y pone ejemplos de su puesta en práctica en países tan dispares como el Chile de Augusto Pinochet, la Rusia de Yeltsin, la Gran Bretaña de Thatcher y, más recientemente, en Afghanistán e Irak. “La doctrina del shock” nos explica la ideología de Friedman, tan impopular que sólo puede imponerse mediante la tortura y la represión, y cuya idea central es aprovechar las crisis, los desastres naturales, la guerra y la necesidad de un “peligroso enemigo”, para preparar el terreno con el que quebrar la voluntad de unas sociedades que, alcanzado ese estado de shock, renuncian a valores que de otro modo defenderían con entereza, dando paso al saqueo de los intereses públicos y la implantación de reformas en beneficio de las grand

“El poder tiene miedo de Internet”

 

S i alguien ha estudiado las interioridades de la sociedad de la información es el sociólogo Manuel Castells (Hellín, 1942). Su trilogía La era de la información: economía, sociedad y cultura ha sido traducida a 23 idiomas. Es uno de los primeros cerebros rescatados: volvió a España, a dirigir la investigación de la Universitat Oberta de Catalunya, en 2001, después de haber investigado e impartido clases durante 24 años en la Universidad de California, en Berkeley. Una de sus investigaciones más reciente es el Proyecto Internet Cataluña, en el que durante seis años ha analizado, mediante 15.000 entrevistas personales y 40.000 a través de la Red, los cambios que Internet introduce en la cultura y la organización social, y acaba de publicar, con Marina Subirats, Mujeres y hombres, ¿un amor imposible? (Alianza Editorial), donde aborda las consecuencias de estos cambios.

Internet amplifica la más vieja brecha social de la historia, que es el nivel de educación

Pregunta. Esta investigación muestra que Internet no favorece el aislamiento, como muchos creen, sino que las personas que más chatean son las más sociables.

Respuesta. Sí. Para nosotros no es ninguna sorpresa. La sorpresa es que ese resultado haya sido una sorpresa. Hay por lo menos 15 estudios importantes en el mundo que dan ese mismo resultado.

P. ¿Por qué cree que la idea contraria se ha extendido con éxito?

R. Los medios de comunicación tienen mucho que ver. Todos sabemos que las malas noticias son más noticia. Usted utiliza Internet, y sus hijos, también; pero resulta más interesante creer que está lleno de terroristas, de pornografía… Pensar que es un factor de alienación resulta más interesante que decir: Internet es la extensión de su vida. Si usted es sociable, será más sociable; si no lo es, Internet le ayudará un poquito, pero no mucho. Los medios son en cierto modo la expresión de lo que piensa la sociedad: la cuestión es por qué la sociedad piensa eso.

P. ¿Por miedo a lo nuevo?

R. Exacto. Pero miedo, ¿de quién? De la vieja sociedad a la nueva, de los padres a sus hijos, de las personas que tienen el poder anclado en un mundo tecnológica, social y culturalmente antiguo, respecto de lo que se les viene encima, que no entienden ni controlan y que perciben como un peligro, y en el fondo lo es. Porque Internet es un instrumento de libertad y de autonomía, cuando el poder siempre ha estado basado en el control de las personas, mediante el de información y comunicación. Pero esto se acaba. Porque Internet no se puede controlar.

P. Vivimos en una sociedad en la que la gestión de la visibilidad en la esfera pública mediática, como la define John J. Thompson, se ha convertido en la principal preocupación de cualquier institución, empresa u organismo. Pero el control de la imagen pública requiere medios que sean controlables, y si Internet no lo es…

R. No lo es, y eso explica por qué los poderes tienen miedo de Internet. Yo he estado en no sé cuántas comisiones asesoras de gobiernos e instituciones internacionales en los últimos 15 años, y la primera pregunta que los gobiernos hacen siempre es: ¿cómo podemos controlar Internet? La respuesta es siempre la misma: no se puede. Puede haber vigilancia, pero no control.

P. Si Internet es tan determinante de la vida social y económica, ¿su acceso puede ser el principal factor de exclusión?

R. No, el más importante seguirá siendo el acceso al trabajo y a la carrera profesional, y antes el nivel educativo, porque, sin educación, la tecnología no sirve para nada. En España, la llamada brecha digital es por cuestión de edad. Los datos están muy claros: entre los mayores de 55 años, sólo el 9% son usuarios de Internet, pero entre los menores de 25 años, son el 90%.

P. ¿Es, pues, sólo una cuestión de tiempo?

R. Cuando mi generación haya desaparecido, no habrá brecha digital en el acceso. Ahora bien, en la sociedad de Internet, lo complicado no es saber navegar, sino saber dónde ir, dónde buscar lo que se quiere encontrar y qué hacer con lo que se encuentra. Y esto requiere educación. En realidad, Internet amplifica la más vieja brecha social de la historia, que es el nivel de educación. Que un 55% de los adultos no haya completado en España la educación secundaria, ésa es la verdadera brecha digital.

P. En esta sociedad que tiende a ser tan líquida, en expresión de Zygmunt Bauman, en que todo cambia constantemente, y que cada vez está más globalizada, ¿puede aumentar la sensación de inseguridad, de que el mundo se mueve bajo nuestros pies?

R. Hay una nueva sociedad que yo he intentado definir teóricamente con el concepto de sociedad-red, y que no está muy lejos de la que define Bauman. Yo creo que, más que líquida, es una sociedad en que todo está articulado de forma transversal y hay menos control de las instituciones tradicionales.

P. ¿En qué sentido?

R. Se extiende la idea de que las instituciones centrales de la sociedad, el Estado y la familia tradicional, ya no funcionan. Entonces se nos mueve todo el suelo a la vez. Primero, la gente piensa que sus gobiernos no la representan y no son fiables. Empezamos, pues, mal. Segundo, piensan que el mercado les va bien a los que ganan y mal a los que pierden. Como la mayoría pierde, hay una desconfianza hacia lo que la lógica pura y dura del mercado le pueda proporcionar a la gente. Tercero, estamos globalizados; esto quiere decir que nuestro dinero está en algún flujo global que no controlamos, que la población se ve sometida a unas presiones migratorias muy fuertes, de modo que cada vez es más difícil encerrar a la gente en una cultura o en unas fronteras nacionales.

P. ¿Qué papel desempeña Internet en este proceso?

R. Por un lado, al permitirnos acceder a toda la información, aumenta la incertidumbre, pero al mismo tiempo es un instrumento clave para la autonomía de las personas, y esto es algo que hemos demostrado por primera vez en nuestra investigación. Cuanto más autónoma es una persona, más utiliza Internet. En nuestro trabajo hemos definido seis dimensiones de autonomía, y hemos comprobado que cuando una persona tiene un fuerte proyecto de autonomía, en cualquiera de esas dimensiones, utiliza Internet con mucha más frecuencia e intensidad. Y el uso de Internet refuerza a la vez su autonomía. Pero, claro, cuanto más controla una persona su vida, menos se fía de las instituciones.

P. Y mayor puede ser su frustración por la distancia que hay entre las posibilidades teóricas de participación y las que ejercen en la práctica, que se limitan a votar cada cuatro años, ¿no cree?

R. Sí, hay un desfase enorme entre la capacidad tecnológica y la cultura política. Muchos municipios han puesto puntos Wi-Fi de acceso, pero si al mismo tiempo no son capaces de articular un sistema de participación, sirven para que la gente organice mejor sus propias redes, pero no para participar en la vida pública. El problema es que el sistema político no está abierto a la participación, al diálogo constante con los ciudadanos, a la cultura de la autonomía, y, por tanto, estas tecnologías lo que hacen es distanciar todavía más la política de la ciudadanía.

http://elpais.com/diario/2008/01/06/domingo/1199595157_850215.html

Eurolaberinto

Mientras se preparan medidas de integración económica y política, la sociedad no espera y los mercados acechan

Artículos | 07/07/2012 – 00:00h

No tiene usted una impresión surrealista al acostarse cada noche consultando cómo va la prima de riesgo de la deuda pública española? Porque de eso depende nuestra pertenencia al euro y qué hacer con sus ahorros. El índice mide el diferencial con la confianza de los mercados de capitales cuando prestan a Alemania. Lo cual determina hasta qué punto España puede endeudarse en ese mercado y el interés que tiene que pagar. Con los tipos de interés en los niveles actuales, el endeudamiento se hace imposible como forma de financiamiento público a medio plazo. Y como la recaudación fiscal baja por la recesión y el déficit público es insostenible, los estados central y autonómico corren riesgo de insolvencia. De ahí sobrevendría el colapso del euro. Si un Estado no puede pagar servicios esenciales, no tiene otro remedio que imprimir moneda. En pesetas, porque no puede emitir euros. (Por cierto, me cuenta una pajarita fiable que están listas en el Banco de España las planchas de impresión de pesetas).

Si España saliera del euro, seguida a buen seguro por Italia, se acaba el euro. Krugman tiene razón: ese es el gran argumento de España. Se puede subsidiar o sacrificar a Grecia, pero no a España, y por tanto alguna solución tiene que hallar el Eurogrupo para estabilizar la moneda. Técnicamente no es difícil. En lo inmediato, recapitalizar directamente a los bancos que lo requieran asumiendo ellos la deuda, garantizada por el MEDE y no por los estados para no incrementar el riesgo de la deuda soberana. Comprar deuda pública española y de otros países con intereses por debajo del mercado por medio del BCE o del MEDE. Y emitir eurobonos ( deuda pública conjunta de la eurozona) cuando haga falta recurrir a los mercados para financiarse. Todo con una provisión suficiente de los diversos fondos de estabilización financiera e inversión europeos para disuadir maniobras especulativas masivas contra el euro. Medidas que serían seguidas a medio plazo por una unión fiscal y bancaria de la eurozona. Y, a más largo plazo, por una integración política avanzada en la que definitivamente los estados ceden gran parte de su soberanía a unas instituciones necesariamente dominadas por Alemania y Francia, con los demás pudiendo ejercer simplemente un derecho de bloqueo conjunto cuando les aprieten demasiado.

Ahora bien, este esquema técnico se encuentra con enormes obstáculos políticos porque, en realidad, es también una estrategia política claramente instrumentada por Merkel para crear una Europa integrada bajo hegemonía alemana. El primer obstáculo se plantea dentro de la propia Alemania, porque los ciudadanos no quieren sufragar los gastos de estos meridionales vagos y aprovechones que intentan vivir a costa del esfuerzo germánico. Los recientes sondeos sobre la percepción recíproca entre griegos y alemanes son escalofriantes. No puede haber solidaridad sin identidad mínimamente compartida. Y lo que domina es la xenofobia por ambas partes. La oposición de izquierda y derecha en Alemania y la amenaza de recursos en el Constitucional contra el tratado de unión fiscal que propone Merkel motivan su intransigencia a la hora de exigir austeridad y sacrificio de los países subsidiados como condición para abrir las espitas del BCE. Pero el dogmatismo de la austeridad empezó a erosionarse en la cumbre del 29 de junio ante la negativa de Monti, respaldado por Rajoy, a aceptar sus condiciones y el apoyo de la Francia socialista a la rebelión del sur. Con Obama y el FMI empujando por detrás a Merkel porque si explota la crisis financiera en Europa, se juega la reelección. Y así, por primera vez, se abre la posibilidad de una cobertura financiera de la eurozona a los bancos y estados en peligro. Por eso los mercados han respondido en positivo, pero con prudencia, aunque una prima cercana al índice 500 y un interés a 10 años por encima del 6% es una situación que hace poco tiempo se hubiese juzgado crítica.

Pero el quid de la cuestión es que la estabilización financiera, aún frágil, no resuelve la crisis económica. De hecho, la agrava pues retira gasto público que es el único inmediatamente disponible para reactivar la economía. Se habla de 120.000 millones de inversión pilotada por los distintos fondos europeos para complementar la austeridad con crecimiento. Esa ha sido la baza electoral de François Hollande que intenta reequilibrar la UE planteándose como alternativa a Merkel con el apoyo del sur. Pero no hay plazos determinados, ni canales precisos, ni objetivos claros ni reparto establecido para dicha inversión que es más una cifra para crear imagen que un plan inmediato. Sólo las exportaciones tiran de economías deprimidas pero como la mayoría son dentro de la eurozona están reduciéndose. Una estrategia ambiciosa, pero que ningún gobierno se plantea, sería una devaluación conjunta del euro para dar un salto inmediato de competitividad. Estamos en una transición de políticas económicas nacionales a una política europea y, por tanto, no hay instrumentos adecuados para esta última.

Y mientras se renegocia todo y se activan nuevos y viejos mecanismos, y mientras se preparan medidas de integración económica y política, la sociedad no espera, los mercados acechan y los juegos de poder se acentúan. Porque la desconfianza en el sistema financiero es total, tras los fallos de supervisión y regulación en todos los países, incluyendo Inglaterra, donde Barclays y el Banco de Inglaterra se acusan mutuamente de la destructiva manipulación de los índices. Y España en donde la presunta estafa de Bankia está por aclarar. El paro juvenil aquí está por encima del 50% y el general en el 24%. Los emprendedores y exportadores no reciben crédito. Mientras los políticos siguen emperrados en sus juegos de poder a espaldas de la sociedad. El Reino Unido se replantea Europa. El otrora poderoso Sarkozy puede acabar en la cárcel. La sesgada elección de Grecia se contesta en la calle. Y sólo el turismo estacional mantiene una economía española anémica a la que amenazan con rematar con nuevos recortes.

http://www.lavanguardia.com/opinion/articulos/20120707/54321689977/eurolaberinto-manuel-castells.html

Ciudadanos contra la austeridad

Ciudadanos contra la austeridad

O Merkel acepta que no puede imponer austeridad a los ciudadanos de Europa o no habrá euro

Artículos | 11/05/2012 – 21:46h

La austeridad no es una necesidad, sino política envuelta en ideología de ordeno y mando. Estaba impuesta por el irresistible Merkozy, becerro de chatarra ante quien se postraron Zapatero y Rajoy. Liquidado Ozy, Merk se aferra a no sé qué y se permite permitirle al presidente electo de Francia poner “un acento” en el intocable tratado de austeridad. La Comisión Europea dice que no cambia nada. El BCE erre que erre. Cameron reafirma la bondad de un tratado que no firmó. Rajoy aprovecha para lograr un plazo de Bruselas para cuadrar presupuesto declarándose a favor de todo sin comprometerse a nada. Mientras interviene la Bankia de sus rivales Rato y Aguirre desvelando fisuras de un sistema bancario en situación dudosa pese a las continuas (in)seguridades que asevera el inefable gobernador del Banco de Espada. Menos mal que tenemos un Tribunal Supremo por encima de toda sospecha.

Se afanan políticos, expertos y medios en calmar temores sobre la euro-zona (que se lo cuenten a las bolsas mundiales) sosteniendo que Alemania y Francia se tendrán que entender porque sólo siendo razonables se mantiene el sistema, sin rupturas traumáticas. Se adelanta la cumbre europea para inventar el crecimiento austero. Que todo cambie para que todo siga igual. Pero hay un pequeño olvido en ese esquema de realpolitik: los ciudadanos europeos. Mientras los políticos usan su descontento para desmontarse los unos a los otros, los franceses propulsan a un socialista a la presidencia por primera vez en 24 años, con apoyo indispensable de la izquierda, mientras Le Pen liquida a Sarkozy para proyectarse en un gobierno de extrema derecha; los holandeses se aprestan a nuevas elecciones porque los xenófobos quieren más poder; Merkel apenas tiene un 38% de apoyo electoral, mientras piratas y verdes descabalgan coaliciones de centroderecha en los parlamentos regionales; los conservadores pierden las municipales en el Reino (des)Unido (por lo de Escocia); las municipales parciales en Italia hunden a las mesnadas berlusconianas y norteligadas, mientras sube el Partido Democrático, los antimafia conquistan Palermo y las Cinco Estrellas del movimentista Beppe Grillo quintuplican votos y lideran Parma y Génova, entre otras. Antipolítica, dice Monti, honesto y apolítico tecnócrata que confunde la política podrida de La Casta con la nueva política ciudadana. Los ciudadanos emiten su veredicto, a menudo contradictorio, una vez vivido el contenido de la austeridad.

En España, con elecciones recientes, el Gobierno pierde popularidad por momentos y si el PSOE apenas remonta es porque la gente recuerda que fue él quien constitucionalizó la austeridad al dictado de Merkel. Es evidente que, según formas propias a cada país, los ciudadanos han tomado la palabra, a veces apoyando a la izquierda, otras a la extrema derecha, en algunos casos reivindicando nuevas formas de política y cada vez más expresándose en la red, en calles y plazas porque el corsé de la democracia condicionada ya no se aguanta. En unos días ha cambiado el clima político en Europa y la inevitable austeridad se ha convertido en una palabrota que hay que diluir en un mejunje pro crecimiento que nadie entiende porque sin inversión no hay crecimiento y, para que haya inversión, tiene que haber demanda previa que sólo puede generar el gasto público (de dónde sale es cuestión de otro artículo, lo prometo). De nuevo se plantea la cuestión de quién sirve a quién: ¿el euro a Europa o Europa al euro? Y es probable que la respuesta a esta pregunta se esté fraguando en el eslabón débil de la fragilizada UE: Grecia.

En Grecia, el 66% de los ciudadanos ha dicho no a las políticas de austeridad aceptadas por su gobierno bajo chantaje y amenazas de la Merkel, incluida la sugerencia, retirada ante el escándalo que causó, de nombrar un procónsul germano para fiscalizar el presupuesto griego. Sabemos los datos. Los socialistas del Pasok se han deshonrado aceptando cualquier cosa para seguir en el poder. Los conservadores también han caído en picado, aunque la inicua ley electoral los reflota en escaños, aunque no suficiente para gobernar ni siquiera en contubernio con los socialistas. El segundo partido es ahora Syriza, surgido de los antiguos eurocomunistas aliados con una parte del movimiento y en el que ser anarquista no es un estigma. Su carismático líder,Tsipras, aporta un rostro a una coalición unida en su rechazo a la austeridad, aunque no al euro con condiciones. Los comunistas pata negra siguen donde estaban: en el mausoleo de Lenin. Pero con más votos que esos neonazis de los que todo el mundo habla. ¿Conspiración mediática? ¿Es sólo porque es más escabroso hablar de criminales (muchos de los candidatos nazi son expresos) que reinvidican el holocausto que de un movimiento en busca de nueva política? ¿O es que interesa asimilar en un mismo pelaje siniestro a todos los que se oponen a la austeridad necesaria y a una democracia atada y bien atada? En todo caso, ni siquiera con una alianza con los Griegos Independientes y grupúsculos extremistas pueden llegar al Gobierno. A menos que creen las condiciones para un golpe militar. Improbable, pero no impensable. Queda Izquierda Democrática, más asequible para un pacto fiscal atenuado. Puede aportar los 2 diputados que faltan a la coalición de centroderecha. Y si no, elecciones en cinco semanas. Con Syriza intentando ser primer partido y recibir la prima de escaños que le permitiría gobernar en coalición. Oponiéndose al pacto fiscal. Aunque el chantaje puede dar un gobierno opuesto al sentir profundo de los griegos. El banco Citi evalúa ahora en un 75% la posibilidad de que Grecia salga (la echen) del euro. Si eso sucede, los mercados harán el resto.

O Merkel acepta que no puede imponer austeridad a los ciudadanos de Europa o no habrá euro. Afortunadamente, le quedan sólo unos meses de vida política. Pero puede morir matando. Se acabó la austeridad en la mente de los ciudadanos. El resto es cuestión de tiempo. Y de sufrimiento inútil.