Creyentes sin religión, la tendencia que más crece en el mundo

Publicado por: Ssociólogos 5 horas ago

http://ssociologos.com/2014/09/02/creyentes-sin-religion-la-tendencia-que-mas-crece-en-el-mundo/?utm_source=rss&#

Reproducimos un interesante artículo del experto uruguayo Miguel Pastorino, miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), sobre la metamorfosis actual del panorama religioso a nivel mundial.

La tendencia religiosa que más crece en el mundo

Los sociólogos de la religión, desde los años 90 advierten que la tendencia religiosa de mayor crecimiento en el mundo, especialmente en occidente, y más concretamente en los países tradicionalmente cristianos, son los “creyentes sin adscripción religiosa”, o “creyentes sin religión”. Muchas veces son calificados por las encuestas como “no creyentes”, por no identificarse con ninguna religión, y se cae así en un error conceptual importante, ya que no adherir a ninguna institución religiosa, no significa no tener creencias religiosas.

Creyentes sin religión la tendencia que más crece en el mundo Creyentes sin religión, la tendencia que más crece en el mundo

Metamorfosis de la religión

La crisis de la modernidad, de las instituciones, de las iglesias históricas, especialmente las más burocratizadas y amalgamadas con los esquemas modernos, ha hecho creer que la experiencia religiosa estaba desapareciendo. Sin embargo estaba solamente cambiando de lugar. Lo que desaparece es un modo de vivir y practicar la fe.

En una cultura dominada por la lógica instrumental y consumista, ha crecido lo que los sociólogos franceses llamaron “religiosidad a la carta”, donde cada uno compone y reconfigura su propio menú religioso, tomando de cada tradición lo que mejor le viene a su necesidad y resignificando símbolos y contenidos según el propio parecer.

El descenso de la práctica religiosa tradicional no significa un retroceso de la religión sino un cambio del espacio religioso y sus manifestaciones, por el cual se pasa de una fe social y culturalmente heredada, a una fe asumida como camino personal de búsqueda y experiencia particular. Asistimos a una metamorfosis de lo religioso, donde no solo cambian las creencias y prácticas, sino la misma cosmovisión, y, por consiguiente, la misma imagen de la divinidad.

Un canasto espiritual

Muchos creyentes no solo eligen los trozos de su credo que mejor se adaptan a su sensibilidad – sin aceptar la totalidad de su tradición o de las orientaciones de sus líderes-, sino que toman de todo aquello que conocen lo que mejor se aviene a sus intereses particulares. En una situación “de mercado religioso” el creyente sin religión se sitúa en actitud de comprador o consumidor: elige como si tuviera ante sí una variedad de productos para consumir y selecciona su canasto según su preferencia, necesidad y gusto. Se conforma de este modo una yuxtaposición de creencias, una múltiple pertenencia a diversos credos y prácticas religiosas, donde el sincretismo no es mala palabra, sino signo de apertura mental y libertad.

El presupuesto es que todas las tradiciones religiosas son igualmente valiosas y verdaderas, por lo que el ideal no es seguir un camino religioso preestablecido, sino tomar los elementos más convenientes de cada una de ellas como camino personal de autorrealización.

Según los resultados del año 2010 de Research Center’s Religion and Public Life Project, los “creyentes sin religión” son en Europa son un 18 %, en Asia, 21 %, y en América Latina un 8 %. En el mundo los cristianos son el 31,4 %, los musulmanes el 23,2 %, y los creyentes sin religión ascienden al 16,4 %.

La primacía de la experiencia y las vivencias espirituales

La religiosidad postmoderna privilegia la experiencia antes que la doctrina, los itinerarios personales antes que las grandes tradiciones, las vivencias espirituales antes que los contenidos doctrinales. Y el creyente de hoy es un buscador, un peregrino que quiere decidir cómo, cuándo y a quién creer.

El peso del testimonio emocional, la vivencia y la interioridad en los movimientos neopentecostales y en las espiritualidades neoesotéricas de la Nueva Era, muestran los nuevos rumbos de la religión y presentan un gran desafío a las religiones clásicas y a las Iglesias históricas.

Se rechaza la experiencia reglamentada sobre todo mediante ritos y actos válidos por sí mismos -ex opere operato-. La interioridad es el lugar donde lo sagrado es encontrado y actualizado. Sin experiencia íntima, personal y emocional no hay experiencia de lo sagrado. De aquí la tendencia a buscar en la psicología un mediador cualificado para la profundización e incluso para las terapias de mediación corporal y emocional. Se busca un mundo de unidad interior, de certeza y de misterio descifrado. La emoción abraza sus dos polos: la fuerte exteriorización y la concentración interior.

La religiosidad actual se ha convertido en una religiosidad sin Dios, pero se manifiesta emocionalmente potente y tiene una amplísima difusión, inclusive a nivel editorial, como vemos en la aplastante proliferación de libros de autoayuda de corte esotérico y gnóstico.

Es bastante evidente que el momento presente se caracteriza por una extensa psicologización, no solo de la idea de lo divino y de la religión, sino del conjunto de los sistemas sociales y de las relaciones. La “emoción” ocupa un lugar no sólo importante, sino excepcional en la vida de muchos de nuestros contemporáneos, los cuales dedican muchas energías a una afanosa búsqueda –en algunos casos enfermiza- de novedades y experiencias fuertes, dando lugar a lo que se ha llamado “sociedad de la vivencia”.

Sólo vale la religión que se experimenta

En la cultura de las sensaciones solo vale lo que se experimenta interiormente, emocionalmente. Si no hay un acercamiento emocional, afectivo a la religión, esta es considerada inútil. Frente al énfasis en las convicciones, aquí prima la afectividad sentida. Sin un toque afectivo, sensible, de lo sagrado, éste no existe o no se le concede credibilidad.

El individuo actual quiere expresar lo que siente. No le interesa tanto especular sobre Dios o la comprensión doctrinal cuanto el compartir vivencias. Está más atento a la experiencia que siente, en cómo la siente e imagina, que en el modo en que la piensa o justifica racionalmente.

Ya no se puede presuponer que quien se presenta con una determinada comprensión de la realidad –sea cristiana, o socialista o liberal…-, necesariamente posee una especie de estructuración mental y existencial de la vida en conformidad con lo que dice creer. Asistimos cada vez más a la visión de personalidades descompuestas, fragmentadas, incoherentes: por un lado está su creencia, por otro su comportamiento moral, por otro sus vivencias espirituales, etc.

En la actual situación en que está fragmentado el hombre de hoy, se busca desesperadamente la integración y la armonía interna, una experiencia de salvación “aquí y ahora”, y que casi siempre no aspira a llegar más allá de lo que se viva al interior de la propia experiencia de paz y gratificación subjetivas.

La experiencia salvífica es un momento más en la vida de las personas, y no aspira a ser un elemento configurador de la existencia, ni promete una salvación más plena, ni para la persona concreta ni mucho menos para la sociedad. La idea de Dios sufre grandes cambios, transformándose en una fuerza cósmica, impersonal, vaga y difusa, como un “conjunto de vibraciones energéticas” que son la esencia de toda la realidad.

Técnicas y más técnicas “espirituales”

En este contexto sociocultural, se produce una gran proliferación de todo tipo de métodos de autoayuda vinculados al esoterismo, lo parapsicológico y a las religiones orientales. Emerge así una religiosidad de tipo mágica, donde lo divino es en realidad un medio para alcanzar el bienestar, no una persona con la que entramos en relación. Lo importante es alcanzar el conocimiento (gnosis) para vivir este tipo de experiencias salvíficas que se quedan en la pura inmanencia, es decir, del lado del más acá.

¡Si no es cristiano, mejor!

Si la propuesta espiritual no es cristiana es recibida con mayor ingenuidad y simpatía, hasta en los medios de comunicación. En este contexto nos encontramos con un fuerte deseo de recuperar lo pagano precristiano: celtas en Europa, chamanismo en América, etc.

Se hace sentir el atractivo de las religiones orientales, porque sus dogmas parecen más flexibles, porque están teñidas de aspectos místicos, de profundización, de búsqueda personal, son más respetuosas del misterio inefable, y favorecen la experiencia interior. Son ajenas a la burocratización y la juridificación tan fuertes en las Iglesias cristianas deudoras de la herencia grecorromana.

En este clima alérgico al cristianismo surge un neognosticismo y un abanico de tendencias mágicas de diversa índole. Religiones precristianas, pseudociencias, esoterismo y tendencias herméticas van configurando una imagen eclipsada de Dios: “¡espiritualidad sí, pero no queremos ni Dios ni religiones!”.

Desafíos para el catolicismo actual

El principal desafío que tienen las iglesias históricas consiste en recuperar su centro, su mística, y hacerla accesible a todos. Esto requiere la adopción de en un lenguaje más “fresco”, más testimonial, más iniciático, y de misioneros que sean personas de gran peso experiencial, como verdaderos gurús, maestros de vida espiritual. La insistencia y el estancamiento en los meros aspectos morales de los discursos, ya progresistas, ya conversadores, genera un resecamiento espiritual, un desgaste abrumador y un ámbito de tedio poco propicios para quien está sediento de un espacio de renovación espiritualidad y encuentro con el misterio.

Los cristianos necesitan recuperar el kerygma, el primer anuncio apasionado y testimonial de la fe, que incluye la propia experiencia vivencial para poder transmitirla. Se requiere de una pasión por Jesucristo y por el evangelio que transmita una experiencia digna de ser compartida con otros.

Esta recuperación puede verse en el pentecostalismo de origen protestante, y en los contextos sociales donde el catolicismo es una minoría que privilegia la experiencia de la comunidad antes que su organización en estructuras. Juan Pablo II, Benedicto XVI y Franciscohan insistido constantemente sobre la necesidad de simplificar estructuras y optar preferencialmente por la evangelización antes que por el mantenimiento de formas de organización caducas. Pero persiste la cómoda ilusión de creer que remodelando o añadiendo una nueva estructura se está inventando la renovación espiritual.

Benedicto tenía razón

Ya desde su juventud, y hasta su pontificado como Benedicto XVI, el profesor Ratzinger no ha dejado de insistir en que la Iglesia se encamina a transformarse en una minoría, y que debe volver a lo esencial para recuperar su fuerza. El Papa Francisco comenzó su pontificado poniendo en práctica esta prioridad: primero la fe, el amor, la misericordia, luego las enseñanzas, la moral, la doctrina. No despreciando nada de los contenidos de la fe cristiana, no dejando nada de lado, pero estableciendo una prioridad irrenunciable: primero el anuncio del amor de Dios manifestado en Jesucristo vivo, que hace nacer a una vida nueva a todo el que le abre su corazón.

En el año 2010, en Portugal, Benedicto XVI expresó con gran claridad: “A menudo nos preocupamos afanosamente por las consecuencias sociales, culturales y políticas de la fe, dando por descontado que esta fe exista, lo que por desgracia es cada vez menos realista. Se ha puesto una confianza excesiva en las estructuras y en los programas eclesiales, en la distribución de poderes y funciones; pero ¿qué sucederá si la sal se vuelve sosa? Para que esto no suceda, es necesario anunciar de nuevo con vigor y alegría el acontecimiento de la muerte y resurrección de Cristo, corazón del cristianismo, fundamento y apoyo de nuestra fe, palanca poderosa de nuestras certezas, viento impetuoso que barre todo miedo e indecisión, toda duda y cálculo humano.

Artículo de Miguel Pastorino en Libertad Digital

Perdiendo la fe en el ser humano Iker Jimenez

http://www.cuatro.com/blogs/elcierredeiker/Cuarto_Milenio-Cuatro-Iker_Jimenez-el_cierre_6_1768290002.html

Hace unos días, los informativos ponen una serie de filmaciones y de cuestiones muy rápidas y, por desgracia, muy dramáticas. Nos estamos acostumbrando a contemplar que lo que pasa en el mundo es todo dramático. Hombre, si se coge todo lo dramático, pues será dramático.

Los científicos finalmente admiten que hay un segundo código de ADN secreto que controla a los genes.

Michael Forrester
Preventdisease.com
jue, 13 mar 2014 09:26 CDT
 
El fascinante y reciente descubrimiento de un nuevo segundo código de ADN (a finales del 2013) presta una mayor credibilidad a lo que los científicos metafísicos han estado diciendo desde hace milenios – el cuerpo habla dos idiomas diferentes .

Dado que el código genético fue descifrado en la década de 1960, los investigadores han asumido que se utiliza exclusivamente para escribir información acerca de las proteínas.

Pero los biólogos han sospechado durante años que algún tipo de herencia epigenética ocurre a nivel celular. Los diferentes tipos de células de nuestro cuerpo son un ejemplo. Células de la piel y las células del cerebro tienen diferentes formas y funciones, a pesar de tener exactamente el mismo ADN.

No hay tal cosa como el ADN “basura”

El genoma humano está lleno con al menos cuatro millones de interruptores de genes que residen en trozos de ADN que antes se calificó de “basura” Pero resulta que el llamado ADN basura juega un papel crítico en el control de cómo las células, los órganos y otros tejidos se comportan. El descubrimiento, considerado un gran avance médico y científico de primer orden, tiene enormes implicaciones para la salud humana y la conciencia, porque muchas enfermedades complejas parecen ser causadas por pequeños cambios en cientos de interruptores de genes.

© University of Washington
Científico genómico Dr. John Stamatoyannopoulos lidera un equipo que ha descubierto un segundo código de ADN oculto.

Como científicos profundizaron en la “basura” – las partes del ADN que no son verdaderos genes contienen instrucciones para las proteínas – que descubrieron un complejo sistema que controla los genes. Al menos 80 por ciento de este ADN es activo y necesario. Otro 15-17 por ciento tiene funciones superiores que los científicos todavía están descifrando.

Hallazgos recientes en la revista Science pueden tener grandes implicaciones para la forma en expertos médicos utilizan los genomas de pacientes de interpretar y diagnosticar enfermedades, dijeron los investigadores.

El código genético utiliza un alfabeto de 64 letras llamado codones. El Dr. Stamatoyannopoulos y otros co-autores se sorprendieron al descubrir que algunos codones, que llamaron Duons, pueden tener dos significados. Uno describe cómo se hacen las proteínas, y el otro indica a la célula cómo se controlan los genes.

El código genético recién descubierto en el ácido desoxirribonucleico, el material hereditario que existe en casi todas las células del cuerpo, fue escrito justo encima del código de ADN que los científicos ya habían agrietado.

Controles de genes

En lugar de ocuparse de sí mismo con proteínas, éste instruye a las células en cómo se controlan los genes. Su descubrimiento significa cambios en el ADN, o mutaciones que vienen con la edad, o en respuesta a los cambios de vibración dentro del ADN, puede estar haciendo más de lo que los científicos pensaban anteriormente.

“Por más de 40 años hemos asumido que cambios en el ADN que afectan el código genético únicamente afectan cómo se hacen las proteínas”, dijo el autor principal John Stamatoyannopoulos, Universidad de Washington, profesor asociado de ciencias del genoma y de la medicina.

Ahora sabemos que este supuesto básico acerca de la lectura del genoma humano se perdió la mitad de la película”, dijo. “Muchos cambios en el ADN que aparecen para alterar las secuencias de proteínas pueden causar realmente la enfermedad mediante la interrupción de programas de control de gen o incluso ambos mecanismos simultáneamente.”

Estos dos significados parecen haber evolucionado en concierto entre sí. Las instrucciones de control de genes parecen ayudar a estabilizar ciertas características beneficiosas de las proteínas y cómo se hacen.
El descubrimiento fue realizado como parte de la colaboración internacional de grupos de investigación conocido como la Enciclopedia de Elementos de ADN Proyecto o ENCODE.

El ADN responde a frecuencia

El biofísico ruso y biólogo molecular Pjotr ​​Garjajev y sus colegas exploraron el comportamiento vibratorio del ADN. La conclusión fue:

“Los cromosomas vivos funcionan como computadoras solitónico / holográficas usando la radiación láser endógena del ADN”

Esto significa que se las arreglaron, por ejemplo, a modular ciertos patrones de frecuencia hacia un rayo láser y con él, influyeron en la frecuencia del ADN y así la información genética misma. Dado que la estructura básica de los pares alcalinos del ADN y del lenguaje (como se explicó anteriormente) son de la misma estructura, la decodificación de ADN no es necesaria.

Esto finalmente y científicamente explica por qué las afirmaciones, el entrenamiento autógeno, la hipnosis y similares pueden tener tales fuertes efectos en los seres humanos y sus cuerpos. Es totalmente normal y natural para nuestro ADN reaccionar a la frecuencia.

Mientras los investigadores occidentales cortan genes individuales de las hebras de ADN y los insertan en otro lugar, los rusos trabajaron con entusiasmo en dispositivos que pueden influir en el metabolismo celular a través de frecuencias de radio y luz modulada adecuada y así reparar defectos genéticos.

El grupo de investigación de Garjajev tuvo éxito en probar que con este método los cromosomas dañados por los rayos X, por ejemplo, pueden ser reparados. Además el equipo de investigación de Garjajev incluso captó patrones de información de un ADN en particular y lo transmitió a otro, reprogramando así las células a otro genoma. Así que ellos transformaron con éxito, por ejemplo, embriones de rana a embriones de salamandra, ¡simplemente transmitiendo los patrones de información del ADN! De esta manera toda la información fue transmitida sin ninguno de los efectos secundarios o desarmonías encontradas cuando se corta y con la re-introducción de genes individuales del ADN.

Esto representa una revolución increíble que ¡transforma el mundo y la sensación! Todo esto mediante la simple aplicación de vibración en lugar del procedimiento arcaico de corte. Este experimento apunta al inmenso poder de la genética de onda, que obviamente tiene una mayor influencia en la formación de organismos que los procesos bioquímicos de secuencias alcalinas.

 

 

http://es.sott.net/article/26405-Los-cientificos-finalmente-admiten-que-hay-un-segundo-codigo-de-ADN-secreto-que-controla-a-los-genes

Mitos sobre japon:

Un discurso inspirador como pocos, Sobre mentaidad y el exito , la riqueza y la prosperidad de un pais.
De como la honestidad y la disciplina es la riquesa de un país.
Fuera de Japón, a la honsetidad la llaman ingenuidad. A la discipilna le dicen comportamiento compulsivo. La la integridadd locura….

MITOS Y VERDADES ACERCA DE JAPÓN

Mónica Grossoni:

Nada es lo que parece desde afuera

Originalmente publicado en Librecambio:

Hoy, saliéndome un poco de mi línea habitual, quisiera compartir con todos vosotros un video que me ha llegado de cerca, conozco a algún japonés bastante de cerca, y me he acordado mucho de él.

El video es largo (50 minutos) pero verlo entero merece la pena, os lo puedo garantizar. En él nos enseñan a mirar al diferente de otro modo, que tan necesario es en el mundo globalizado en que nos movemos, sea o no por negocios. Nos hace ver que aunque diferentes, en el fondo todos somos iguales. Y nos derriba 3 mitos, ni los japoneses son inteligentes, ni son karatekas, ni son ricos. Ahí es nada.

Pero lo más importe es que nos enseña el único secreto del éxito posible: disciplina y trabajo. No hay otro.

Busquen un rato de sus vidas para prestar atención a lo que enseguida les pongo y cuando acaben de verlo…

Ver original 21 palabras más

Qué debes hacer si tu jefe elige a un segundo ramplón,

Hay líderes que prefieren tener a un ‘Massa’ como su segundo de a bordo que a un ‘Weber’. Responsables que huyen del talento y buscan personas grises que no puedan hacerles sombra. Es una situación que se repite más veces de las que serían deseables. Según Pilar Jericó, presidenta de Be Up, los jefes que colocan a alguien así como su mano derecha lo hacen porque éstos les inspiran confianza, pues este tipo de personajes de oficina, que no llaman la atención por su desempeño, sí lo hacen por su lealtad.
Sergio Hinchado, manager de Hays España, los define como “personas únicamente preocupadas por sobrevivir. No les interesa su desarrollo profesional, pero conocen bien la estructura de la compañía y sus políticas internas. Esto les permite crear un tejido de relaciones interesantes que les aporta sin exponerse demasiado. Cumplen con su trabajo de forma básica, sin mostrar entusiasmo ni iniciativa”. Los riesgos Su valía, por tanto, no parece que sea el salvoconducto para convertirse en el segundo de un organigrama corporativo. Y su condescendencia tampoco supone favor alguno para el jefe. Hinchado advierte de que estos personajes pueden ocasionar “falta de crecimiento en el líder, porque sus ideas o sus decisiones no reciben ninguna crítica constructiva. Por tanto, el jefe no sabrá nunca si está tomando la dirección correcta. Además, en situaciones difíciles o en caso de crisis estos segundos son personas poco fiables”.Contar con un escudero gris y sin talento puede afectar a la buena marcha del negocio Lo peor de estos subalternos tóxicos, según Paco Muro, presidente de Otto Walter, es que “lejos de mejorar con el tiempo, la realidad nos demuestra que sólo empeoran”. Además, Muro recuerda que son personas con las que no puedes contar.
Para el presidente de Otto Walter hay una máxima a este respecto: “Con gente de segunda, problemas de primera”.En lo que sí son expertos estos personajes es en el arte de la adulación. Camelar al líder no tiene secretos para estos profesionales. Y, aunque tengan un talento especial para alimentar el ego del que tienen por encima en el organigrama de la empresa, sus palabras no ofrecen ningún valor para la marcha del negocio y menos aún para el desarrollo del jefe. Sin embargo, hay quien necesita estos halagos, sobre todo aquellos líderes con autoestima baja. Los empleados de segunda pueden acarrear a la compañía problemas de primera Para algunos, por tanto, la adulación es una ventaja. Para Muro, el único pro que se le puede encontrar a contratar a alguien gris y sin talento para que ejerza de escudero es que, para siguientes ocasiones, aprendes a seleccionar mejor a tu equipo.
“Un par de errores de este tipo, que comete cualquiera sin ninguna mala intención, son los que hacen falta para aprender a configurar un equipo ganador”. Entonces, ¿por qué elegir a estos profesionales?
Hinchado cree que muchas veces se les escoge porque “se posicionan a favor de los planteamientos y de las decisiones del jefe”. Eso sí, normalmente esto sucede cuando el líder está delante. Muchos de ellos, si no la mayoría, “son subversivos o pasivos a sus espaldas”. Además, según el manager de Hays España, «pueden mostrar lealtad cuando lo que realmente hacen es cuidar de sus intereses». Es decir, que en el fondo la fidelidad que le rinden al líder es una pose muy bien cuidada que les sirve para mantener su estatus.
Esta opinión no la comparte Jericó, quien defiende la fidelidad de estos personajes hacia la mano que les da de comer. La presidenta de Be Up considera que, en muchas ocasiones, esta lealtad supone una razón de peso para que el jefe les considere idóneos para sentarse a su derecha.
Líderes
Detrás de muchos de estos segundos se encuentran jefes personalistas, cuyo liderazgo y empresas terminaron con ellos porque no fueron capaces de crear un equipo de segundos de primera.
Esto es lo que defiende Muro. Hinchado, por su parte, considera que detrás de los grandes escándalos empresariales que se han vivido en los últimos años nos podemos encontrar con ejemplos de profesionales más interesados en proteger sus intereses particulares que en actuar de contrapeso ante los abusos de sus responsables.
Pilar Jericó cree que, en muchas ocasiones, los jefes que eligen esta clase de segundo gris lo hacen para que actúen como el malo de la película.
¿Y qué ocurre en una start up?
* No fiches al mejor. Esto no significa que te inclines por contratar al inepto, pero sí hay que tener cuidado y elegir al que mejor se adecúe a la cultura de tu empresa.
*Olvídate del currículo. La simple lectura de la vida laboral no permite percibir qué tipo de empleado tienes ante tus ojos, y es un error evaluar currículos sin entrar en detalle a sondear acerca de las capacidades de ese profesional.
* Elige a alguien que odias. No busques en esas primeras contrataciones las mismas cualidades que le pedirías a un amigo potencial. Estás buscando empleados y colaboradores, y esta distinción puede ser crítica para tu negocio.
* Reclutador ‘ilógico’. Como fundador de nuevas empresas, puedes ser un poco irracional a la hora de reclutar. No te conformes con historiales que parecen extraordinarios.Qué debes hacer si tu jefe elige a un segundo ramplón,Emprendedores&Empleo, expansion.com

Qué debes hacer si tu jefe elige a un segundo ramplón,Emprendedores&Empleo, expansion.com

Un tratado de inteligencia emocional

18.02.2014 Ignacio García de Leániz
Hay películas profundamente humanas que por ello nos resultan muy pedagógicas para la gestión, tanto de nuestros colaboradores como de nuestra actitud hacían ellos. Y sin duda esta de Alexander Payne es una de las que en su sabia sobriedad, nos demuestra que el talento no precisa de mucho presupuesto. Y supone un tratado de higiene mental y emocional perfectamente trasladable a nuestros puntos de trabajo. Cómo ampliar nuestras ‘zonas abiertas’
Recordemos al respecto el conocido marco de referencia de la Ventana de Johary con sus cuatro cuadrantes: Zona Abierta, Oculta, Ciega y Desconocida. Padre e hijo –Woody Grant (Bruce Dern) y David Grant (Will Forte)– viven al inicio de la cinta con una Zona Abierta prácticamente nula. Sus mundos son tan distintos como distantes, agravado en Woody por una demencia senil que bordea el autismo mezclado con alcoholismo. Por eso se da el laconismo en su comunicación respectiva. No hay propiamente conversación: silencios, acaso monosílabos y siempre recelos. Pues como nos sucede en la comunicación vertical y horizontal en nuestras organizaciones: una Zona Abierta minúscula comporta unas Áreas Ocultas y Ciegas simétricamente tan amplias como suspicaces. Por eso, entre ambos protagonistas hay mera información (unidireccional), pero no comunicación (bidireccional), concepto que ya en su origen latino, communio, significaba puesta en común.
Precisamente lo que les falta a ambos en esa relación quebrada por el alcohol (padre) y el reproche (hijo). Sin embargo, David va a ir descubriendo durante el largo viaje a Lincoln (Nebraska) retazos del pasado de su progenitor. Y empezar a conocer es empezar a comprender. Y comprender es cesar de juzgar, cumpliéndose el dicho de Madame de Staël: «Comprenderlo todo es perdonarlo todo». De modo que los prejuicios que nos cierran tantas puertas comunicativas son demolidos progresivamente en pro de una nueva Zona Abierta que cumple los cuatro requisitos de una relación amigable entre dos personas, según establecía Carls Rogers:
1. La autenticidad, que permite progresivamente a padre e hijo expresar sus modos de sentir sin máscaras ni reservas propias de los cuadrantes ocultos mencionados.
2. La cordialidad mutua que, abandonando las anteriores brusquedades y relaciones de dominio paterno-filiales, logra una aceptación del otro incondicional, sin pretender que se comporte como uno quiera.
3. La empatía, a través de la comprensión por parte de David de lo que su fracaso padre siente y quiere más allá de sus inexpresividades.
4. La disposición de apertura, hacia la otra parte que convierte una actitud monológica en otra dialógica donde cabe la conversación, una vez desactivada la función bloqueadora de nuestros juicios evaluadores internos.
Cómo mantener la salud emocional en nuestro trabajo De este proceso de restablecimiento de la simpatía desde una actitud de rencor inicial, podemos sacar cinco grandes implicaciones para nuestra higiene mental y gestión de correcta de las emociones en nuestros entornos de trabajo, siguiendo el criterio de Lersch:
1. Aprender a asimilar las decepciones. Es lo que aprende David al descubrir hechos y zonas insospechadas en su progenitor. Aceptar al otro en tanto que ser limitado y con debilidades es siempre «hacerse cargo» deportivamente de una decepción, no de un ideal. También en nuestros equipos y con cada colaborador. Igual que ellos lo han de hacer con nosotros para alcanzar la madurez mental y afectiva.
2. Reponernos rápidamente de una supuesta ofensa. El rencor paraliza y nos hace estériles. Y es además un desperdicio de nuestra energía interna, tan escasa como valiosa. David Grant muestra precisamente toda su imaginación creadora justo cuando sale de la sombra del rencor y del ajuste de cuentas. Toda la última parte de la película es un despliegue de lo que somos capaces de hacer más allá del resentimiento, una vez superado. Y cuántos rencores y ofensas albergamos en nuestra vida profesional.
4. Evitar los conflictos inútiles. Suponen otro desperdicio de fuerzas y energías. Es muy ilustrador, cómo el hijo va pasando por alto situaciones de conflicto debido a las enfermedades de su padre que antes daban lugar a una concatenación ineficaz de reproches tipo «Yo-no-estoy-bien/ Tú-no-estás bien».
5. Eliminar sentimientos inútiles. Especialmente los negativos (odio, aversión, desconfianza, desprecio, hostilidad), que no solo destruyen sino que nos destruyen. Es muy difícil trabajar con excelencia y deportividad desde ellos. Y mucho menos gestionar equipos. Y matan además un componente muy necesario en esta crisis: la de ser capaces de trabajar ilusionadamente.
De todo eso y mucho más nos habla esta película de éxitos y fracasos tan humanos como nosotros: Por eso resulta tan formativa como cercana. No es poco para estos tiempos de aversión a lo humano. Ignacio García de Leániz es profesor de recursos humanos en la Universidad de Alcalá de Henares La película ‘Nebraska’ Director: Alexander Payne Nacionalidad: Estados Unidos, 2013 Género: DramaUn tratado de inteligencia emocional,Emprendedores&Empleo, expansion.com Sigue leyendo