Sociedad civil

 

 

Según el London School of Economics, “la Sociedad Civil hace referencia al conjunto de organizaciones, instituciones y comportamientos que se ubican entre el Estado, el mundo de los negocios y la familia. Específicamente incluye organizaciones voluntarias y sin fines de lucro de muchos tipos, instituciones filantrópicas, movimientos sociales y políticos, otras formas de compromiso y participación social, y los valores y patrones culturales asociados con ellos”.

La Sociedad Civil es un “nuevo” actor que puede generar contrapeso para cambiar las reglas de juego existentes, y, aunque su delimitación ha sido difusa, es evidente el poder que puede canalizar y los cambios que puede producir a todas las escalas: local, regional y global.

Su proceso de construcción y consolidación no ha sido fácil, lo cual se puede ver mediante el proceso histórico respectivo. En la edad media, por ejemplo, aunque no estaba expresamente definida, la Sociedad Civil se asociaba a la soberanía que estuviese por encima de los señoríos feudales y del papado. Es en los inicios de la modernidad que el término se usa como tal, cuando el Estado obtiene la soberanía plena, residiendo el poder en lo secular.

A partir de entonces una serie de autores como Locke, Hegel, Gramsci, Smith, Marx y Ferguson entre otros, abordan la sociedad civil desde diversos ángulos. Según el caso incorporan (o excluyen) al Estado o al mercado en dicha definición. El adjetivo civil (en sociedad civil) ha dependido con frecuencia del modelo dominante.

Aunque tenga sus orígenes conceptuales siglos antes, ahora la Sociedad civil tiene una nueva dimensión que hace replantear su significado, su potencial y, por tanto, identificar nuevas formas de organización colectiva (tanto formal como informal). Desde los años 70s y 80s, en Europa del Este y América Latina, se da un proceso de grandes transformaciones sociales, económicas, políticas y tecnológicas, que tienen directa relación con el contexto global, confluyendo con el proceso mismo de la globalización y por tanto, como afirma Mary Kaldor del London School of Economics, “lo nuevo del concepto de la Sociedad Civil desde 1989 es la globalización”.

Es posible hablar entonces de “Sociedad Civil Global”, porque la sociedad civil hoy en dia tiene una dimensión que traspasa fronteras. Es posible movilizar a la ciudadanía en general, a través de múltiples canales, sin que el lugar geográfico sea el principal elemento determinante. El poder canalizado de la ciudadanía ha significado un punto de inflexión en el cual el poder vuelve a residir en el pueblo (que es la razón de ser de la democracia). Tiene el gran potencial de ser el principal transformador de las reglas de juego actuales -que aún están lejos de ser equilibradas y equitativas- y hacerlas acordes con un modelo sostenible de mundo, es decir, reglas de juego que propicien la justicia social, el compromiso medioambiental y la responsabilidad económica.

AUTOR
Asthriesslav Rocuts
Càtedra UNESCO de Sostenibilitat. Universitat Politècnica de Catalunya
arocutscatunesco.upc.edu

 

http://portalsostenibilidad.upc.edu/detall_01.php?numapartat=5&id=166

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s